Importante tomar acciones de seguridad en las escuelas: Díaz Grande.
24 octubre, 2016
Pretende asociación de hoteles y moteles obtener beneficios con programas turísticos.
24 octubre, 2016

La psicosis no es de gratis y tiene responsables

Lo ocurrido la semana pasada en el municipio de Cuapiaxtla cuando habitantes quemaron una patrulla y se enardecieron por un supuesto secuestro (que no ocurrió) nos habla de la psicosis que existe en el grueso de la población del estado por robos y secuestros que han ido incrementando en número (de acuerdo al Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública) y lo peligrosa que puede ser esta psicosis.

La semana pasada el secretario de gobierno Ernesto Ordoñez tomó muy a la ligera el problema de la psicosis que existe en el estado tratando de culpar a diversas personas cuando el único culpable es el gobierno estatal y federal que no tomó las medidas en meses y años pasados. Esto lo digo cuando es muy claro la estrategia de dejar policías municipales débiles que, a veces, solo llegan a tener pocos elementos policiacos y mucho menos armamento. El mejor caso para ejemplificar esto fue cuando robaron el cajero automático en El Carmen Tequexquitla y un comando con armas largas tipo AR15. Con toda sinceridad: ¿Qué podían hacer 7 policías municipales con revólveres y armas cortas?

Pero ahí no acaba. Otra de las razones es la mala percepción generada por las corporaciones policiacas como la de Apizaco donde en días pasados se ventiló un video donde supuestamente estaban recibiendo dinero o cuando ni más ni menos que el segundo al mando de la Policia Estatal “ACREDITABLE” se dedicaba a secuestrar en el estado.

La psicosis es la consecuencia, no el problema señores gobernantes y desgraciadamente tendremos que vivir con ella por los siguientes meses mientras disminuye la percepción de inseguridad y también mientras esperamos a los próximos gobiernos que espero les interese un poquito más el cómo vivimos los Tlaxcaltecas día a día porque los robos a casa habitación, asaltos y secuestros sí pasan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *