Inspecciona Protección Civil hoteles, moteles, restaurantes y balnearios para garantizar seguridad para visitantes
7 abril, 2017
Podrían 100 trabajadores sindicalizados del TSJE acceder a apoyo para transporte
10 abril, 2017

PRD herido de cara a 2018, negarlo es ilusión en sus dirigentes

Si bien en toda persona y más en los que se dicen políticos, debe existir la congruencia, también como elemento concomitante debe ser la lealtad pero en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) es algo que no ha existido, al menos en la mayoría, y que mejor muestra de ello que Andrés Manuel López Obrador y Lorena Cuéllar Cisneros.
Ambos ex priistas, recibieron cobijo en dicho instituto político y al primero lo llevó a ser jefe de gobierno de la ciudad de México y dos veces candidato a la Presidencia de México y la segunda, la llevó al Senado y la hizo candidata a la gubernatura de Tlaxcala, que también perdió, para después renunciar a dicho instituto políticos.
Pero no solo eso, ambos políticos, unidos ahora en sus proyectos personales, llamados presidencia de la República y Gobierno de Tlaxcala, respectivamente, se han atrincherado en el partido creado por el primero, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y también traen como causa acabar con el PRD.
Con ellos, se cumple la máxima entre las huestes del partido amarillo y negro: “No hay peor enemigo para un perredista, que otro perredista”.
A finales del pasado mes de marzo, la ex candidata a la gubernatura de Tlaxcala anunció su renuncia a la bancada del PRD y días después, se unió a las huestes del Partido del Trabajo. Es acción no fue por convicción, sino a conveniencia, ya que su paso por el partido de la estrella será efímera y tiene una doble finalidad.
Efímera será porque su intención es afiliarse e irse de lleno a trabajar con Morena para potencializar su proyecto personal y sobre todo, para mantener los espacios que como perredista le fueron asignados en el Senado y que le reditúan recursos extraordinarios por cerca de 200 mil pesos mensuales.
Pero la salida de Lorena Cuéllar de las filas del PRD y su intención lopezobradorista de acabar con dicho instituto político en Tlaxcala, a pesar de lo que diga el presidente de este instituto, Juan Manuel Cambrón Soria, sí tendrá su impacto.
Negar que la ex priista tiene sus seguidores es un error. Y si bien, éstos no hicieron, en su mayoría, vida institucional en el sol azteca, representan votos. De qué sirve un padrón obeso, como el que presume el PRD, si éstos son de membrete, sin adoctrinamiento y muchas de las veces no se reflejan en sufragios en las urnas para el sol azteca.
Pero también están las otras salidas. Recientemente lo hizo la ex diputada local y ex secretaria del PRD, Eréndira Jiménez Montiel, quien dejó años de militancia para sumarse al proyecto de López Obrador.
En la antesala de hacer lo mismo están más perredistas. Se habla de la diputada local, Floria María Hernández, quien podría sumarse al proyecto de Morena.
Esa lectura debe existir en el PRD local. En el nacional ya la tienen y este fin de semana hicieron lo propio con una movilización y manifestación en la ciudad de México para mostrar músculo ante la desbandada de militantes y representantes populares hacia el proyecto presidencial de López Obrador.
Y en ese cónclave perredista, desde luego, el político tabasqueño fue el blanco de los señalamientos y descalificaciones.
El sábado, en el zócalo capitalino, un líder de la ciudad de México y de la corriente de Nueva Izquierda, como lo es Julio César Moreno, arremetió en contra de López Obrador, al asegurar que “el Donald Trump mexicano, ese malagradecido de Andrés Manuel, ese que algún día los perredistas hicimos jefe de Gobierno, va a realizar un acto, pero celebro que este partido ya se haya desparasitado (…) La soberbia de ese malagradecido lo va a llevar a la derrota en 2018, como cada seis años le ha sucedido”.
La lucha hacia el 2018 ya inició y a decir de la dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, ese partido será protagonista, aunque ya dejó ver que su participación solo podría ser definitoria si se coaliga con otras fuerzas políticas, incluido el PAN y aquí en Tlaxcala queda la duda, quiénes querrán ser sus candidatos a diputados tanto federales como locales, así como al Senado de la República.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *