Todo listo para de acción de gracias por la canonización de Cristóbal, Antonio y Juan
13 noviembre, 2017
Ante la aprobación de la Ley de Uniformes, no se deben afectar áreas prioritarias
13 noviembre, 2017

Amaro: Atoyac-Zahuapan un río que está muriendo por contaminación

Las autoridades permanecen inactivas a pesar de la recomendación que emitió la CNDH, acusa diputado local.

Durante un recorrido por la zona del río Atoyac-Zahuapan a la altura de la comunidad de Panzacola, del municipio de Papalotla, el diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alberto Amaro Corona, calificó al afluente como un río que se está muriendo ante la mirada complaciente de las autoridades federales, estatal y municipales que no ejecutan acciones concretas para revertir el daño al afluente.

El diputado local, recordó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 10/2017 dirigida a dependencias federales, así como a los gobernadores de Puebla y Tlaxcala, José́ Antonio Gali Fayad y Marco Antonio Mena Rodríguez, respectivamente, y a los presidentes de cuatro municipios; sin embargo de marzo a la fecha no se han registrado acciones reales para dar cumplimiento a las observaciones del órgano autónomo, ni para dotar de recursos necesarios a los Ayuntamientos para echar a andar, operar y mantener las plantas tratadoras de aguas residuales tendientes a disminuir la emisiones de aguas contaminadas al afluente.

En ese sentido, el diputado perredista señaló que “hay instituciones que han comentado que esa parte es grave y pese a que ha habido recomendaciones de algunas instituciones de la UNAM o de la CNDH y también ha habido grupos ciudadanos que han denunciado esta parte, y el Distrito Tercero de Circuito federal de Tlaxcala ya emitió una orden para que se tomen acciones y no se están tomando en cuenta, nosotros el día de mañana vamos a presentar una iniciativa en la que proponemos que se conformen Consejos Ciudadanos que si la autoridad no le presta la atención y la seriedad que requiere el caso que seamos los ciudadanos los que tengamos que retomar el tema”.

Dijo que la ciudadanía ya no puede permanecer cruzada de brazos ante la gravedad por la contaminación del río, en cuyos márgenes habitan decenas de familias que han sufrido las consecuencias al padecer enfermedades como leucemia, cáncer, insuficiencia renal, entre otros.

“Invito a nuestras autoridades ambientales que despierten y que se vengan a ver la realidad y que tomen acciones, por eso nosotros queremos que se formen consejos ciudadanos en el ámbito municipal y estatal”.

Recordó que las dependencias federales que deben atender el tema son: la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Comisión Nacional del Agua (Conagua),  la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa),  la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *