Masculino de 40 años se quita la vida en Huamantla.
30 noviembre, 2017
El inmueble del Atlihuetzia será rentado por 20 años a IHG
1 diciembre, 2017

Zacacalco, un pueblo sin ley

La comunidad de San Cristóbal Zacacalco, perteneciente al municipio de Calpulalpan se ha convertido en un pueblo sin ley, en donde pobladores, dedicados a actividades ilícitas, mantenían el control y sin importarles nada, arremeten a disparos en contra de las autoridades cuando ven algún riesgo a sus actividades.

Muestra del gobierno de caos que ejerce la población de esa demarcación es lo ocurrido en los pasados comicios locales, en donde la turba quemó las  boletas e impidieron la elección de su autoridad de comunidad; y de eso, no hubo ningún detenido.

Los robos de tracto camiones, a los ductos de Petróleos Mexicanos, el trasiego de estupefacientes, secuestros y hasta asesinatos se han registrado en esa zona de la geografía estatal sin que exista un verdadero control. Esa comunidad, de no más de mil pobladores, es una verdadera cueva de lobos, en donde quien entra, lo hace bajo su propio riesgo de no salir bien librado.

Solo basta hacer memoria de algunos hechos ocurridos recientemente en esa demarcación: un poblador de ese lugar, de nombre Eder García González secuestró y asesinó a la entonces regidora del ayuntamiento de Calpulalpan, Fabiola Nancy Vidal Yllescas. Pero no solo eso, durante las pesquisas, y en un intento por atrapar a uno de sus cómplices, pobladores de Zacacalco se reunieron y detonaron sus armas de fuego sin motivo alguno en contra de los detectives. Incluso retuvieron una camioneta de la corporación y a un policía de Investigación, a quien hurtaron su arma de cargo, identificaciones y pertenecías, lo que permitió que el sospechoso logrará huir del lugar.

Luego de agredir por varios instantes al servidor público y bajo la amenaza de prenderle fuego a él y a la unidad, los vecinos liberaron al policía, quien fue trasladado al Hospital General de la SESA en Calpulalpan; no obstante, los agresores no devolvieron la unidad y las pertenecías del agraviado.

Hace algunos meses, delincuentes hicieron tres cortes al poliducto de Pemex ubicado en dirección Minatitlán-México, en la comunidad de San Cristóbal Zacacalco, lo que provocó que el diésel saliera sin control, lo que aprovecharon cientos de pobladores que se llevaron el producto lo mismo en cubetas, que en tambos y garrafones, sin pensar en el riesgo. En ese lugar se formó una especie de presa de donde la gente de esa demarcación, por más de 24 horas, sustrajo combustible, el cual después comercializaba.

En mayo pasado, la banda de La Pájara fue asegurada después del robo de un tracto camión que fue llevado y escondido en Zacacalco.

Hace escasos 60 días, autoridades judiciales encontraron el cadáver de un hombre en el interior de un vehículo estacionado a un costado de la carretera Calpulalpan-Texcoco, a la altura de la comunidad de San Cristóbal Zacacalco, el cual tenía huellas de tortura.

Ahí en esa comunidad, ayer jueves, efectivos de diversas corporaciones de seguridad tanto estatal como federal, tuvieron un encontronazo con los pobladores, quienes tienen códigos de pertenencia muy especiales, pues sin atender razones, arremeten en contra de quienes “atenten” contra su condiciones y su logia, esa de cuidar las espaldas de los delincuentes que operan en su comunidad.

El enfrentamiento comenzó cuando dos presuntos delincuentes, padre e hijo, se enfrentaron con policías que los sorprendieron vendiendo productos que robaron de un tracto camión. Durante el enfrentamiento, ambos civiles,  resultaron lesionados y fueron trasladados a un hospital en Texcoco, donde más tarde se reportó la muerte de Eduardo Fragoso González, de 35 años de edad, mientras su hijo, Eduardo Fragoso Cruz, permanecía hospitalizado, ya que también resultó lesionado de un disparo de arma de fuego.

Pero por este enfrentamiento, los pobladores de San Cristóbal Zacacalco, como es su costumbre, intentaron defender a sus vecinos y atacaron a la policía, quemando una unidad y retuvieron y agredieron a dos efectivos de la policía municipal de Calpulalpan.

Las policías Estatal, de Investigación, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y Federal, lograron asegurar a cuatro personas que fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Más allá de las investigaciones, es un hecho que Zacacalco tiene marcados esquemas de auto gobierno y de prácticas delictivas entre su población; las autoridades de los tres niveles de gobierno deben actuar sin miramientos para cumplir y hacer cumplir su mandato constitucional que es garantizar la seguridad y la paz social, de lo contrario, ese pueblo seguirá con su autogobierno y el ejemplo puede pulular.

 

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *