Fallan aspirantes a candidatos con informes de gastos
3 enero, 2018
Encabeza MCH primera reunión de trabajo del año con directivos de la SEPE-USET
4 enero, 2018

A Tlaxcala le urge un árbitro electoral

Ante lo competido de los comicios que vivimos, la ciudadanía requiere de un árbitro electoral fuerte, que no solo cumpla y haga cumplir las leyes, que meta en cintura a los jugadores y sobre todo, que fomente la participación ciudadana: que fomente  la cultura cívica de la importancia de emitir un sufragio.

Sin embargo, la actuación y el proceder de nuestro ampáyer –estoy convencido que las elecciones son más que un partido de futbol, creo que se asemejan más al beis bol, en una comparación símil deportiva -, ha sido contraria, al grado que cada vez hay más desconfianza de los jugadores y de los electores.

Hay una queja generalizada de los partidos políticos sobre el proceder pasado y presente de los consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), quienes han priorizado la situación financiera del organismo –nada desdeñable—que a su función jurisdiccional.

Muestra de ello es que todavía se litigan diversos asuntos y demandas de destitución en contra de los consejeros tanto en  los tribunales federales  como en instancias electorales, todo por sus pifias, omisiones y conductas contrarias a la legalidad.

Ahí está el caso de la contratación y validación de ésta que hizo la presidenta del ITE, Elizabeth Piedras Martínez de la hermana de su entonces esposo. Solo un ejemplo, de varias omisiones y abusos, como pagos improcedentes y hasta aumento de salarios y retribuciones.

Eso fue solo del año pasado y antepasado, pero ya en el presente, las cosas siguen igual o peor.

Los partidos políticos alistan un recurso legal, conjunto, para inconformarse por las presuntas irregularidades detectadas en los lineamientos de paridad de género que los consejeros aprobaron.  Aseguran que hay un sesgo en éste a fin de afectar a los partidos de oposición al PRI. Ese es el argumento, pero deberán comprobarlo.

Pero ayer, los consejeros cometieron una nueva omisión, al emitir los lineamientos de monitoreo de espacios de noticias en radio y televisión estatal, “olvidaron” tomar en cuenta a diversos medios de comunicación, y  determinaron que, en el proceso electoral, solo monitorearán los noticieros de tres empresas u organismos en la entidad.

Los consejeros olvidaron revisar la actuación que tienen ahora medios emergentes y otras empresas constituidas desde el siglo pasado. El yerro no es en contra de las firmas de comunicación, sino en contra de la certeza y objetividad, ya que los noticieros y espacios que se difundan en internet y otras vías digitales no serán observadores por los consejeros electorales. Ahí, los candidatos podrán hacer y deshacer a su libre arbitrio por la complicidad o complacencia de los integrantes del árbitro electoral.

En el dictamen, establecieron que con esta definición cumplen con los artículos 298, numeral 1, inciso b), 299 numeral 1 y 300 del Reglamento de Elecciones, mismos que establecen entre otras cosas, que al menos con 20 días de anticipación al inicio de las precampañas, el Instituto y, en su caso, el Organismo Público Local que corresponda, acorde a las atribuciones previstas para cada autoridad en las legislaciones respectivas, aprobarán el catálogo de programas de radio y televisión que difundan noticias, a los que se aplicará el monitoreo, además, que el catálogo de programas de radio y televisión, respecto de los cuales se realizará éste.

El argumento de los integrantes de la Comisión de Medios de Comunicación Masiva y el Área Técnica de Comunicación Social y Prensa del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones, que dicho monitoreo solo se hará de aquellos programas que “difundan noticias con mayor impacto a nivel federal y local, en su caso, en la demarcación territorial donde se celebre el proceso electoral respectivo, pues ello dotará al monitoreo de la efectividad que refleje los principios de equidad y certeza que rigen el actuar de las autoridades electorales”.

Tlaxcala y la contienda electoral merece un árbitro electoral fuerte e imparcial, ojalá llegue pronto.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *