Se instalará una red de estaciones meteorológicas en la entidad
25 enero, 2018
Hoy rendirá Jorge Sánchez Jasso su primer informe de gobierno.
26 enero, 2018

Definiciones políticas

La determinación del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de priorizar a sus diputados locales en la definición de sus candidatos al proceso por la renovación del Poder Legislativo local dejó en la lona a más de una veintena de suspirantes de esas nominaciones.

Con ellos y muchos más, aunque institucionales, deberán de aplicar la famosa operación cicatriz, porque seguramente no moverán ni un dedo para las campañas de los legisladores reeleccionistas. La acción es necesaria para disolver los grumos y bolas del engrudo tricolor.

La medida es contundente y benefició a Arnulfo Arévalo Lara, Eréndira Cova Brindis, Martín Rivera Barrios, Ignacio Ramírez Sánchez y Enrique Padilla Sánchez, quienes a pesar de sus magros resultados como legisladores, están en la posibilidad de salir a pedir el voto nuevamente para mantenerse en el cargo.

En el caso del legislador Mariano González Aguirre decidió mantener sus aspiraciones de una candidatura para diputado federal o senador, por lo que no se inscribió al proceso local de su partido. Él dijo que no iría por la reelección sino a los comicios federales, y le apuesta al padrinazgo del abanderado priista presidencial, José Antonio Meade Kuribreña, como principal fortaleza.

Incluso, el becerro de oro asegura a sus cercanos y corifeos que  sí aparecerá en las boletas en los comicios del próximo 1 de julio, solo que él mismo, se da el lujo, no ha decidido por qué candidatura irá o si de plano, se va por la fácil, como es la lista plurinominal.

Pero a pesar de que el PRI decidió que sus actuales legisladores locales lleven mano en la designación de las candidaturas, también es cierto que nadie de ellos tiene asegurada la postulación.

Aunque varios aspirantes a la unción por los distritos que ocupan los actuales congresistas ya no llegaron al registro de sus postulaciones, como son Heriberto López Briones, Lucía Carrasco Xochipa, Pedro Pérez Lira, Sinahí del Rocío Parra Fernández y trascendió que hasta el muy activo Carlos Augusto Pérez, también desistió.

Parafraseando al líder estatal del PRI, Florentino Domínguez Ordóñez, “en política, nada es hasta que es”.

Por ello, hay que esperar las definiciones. De acuerdo a las fases previstas en el proceso interno del PRI, este 27 de enero existirá ya un pre dictamen de quienes cumplieron en tiempo y forma con toda la documentación que solicita el partido.

Posterior a ello, existe una fase previa que abarca del 29 de enero al 02 de febrero y la complementación de requisitos para el 03 de febrero.

Mientras que la Comisión Estatal de Procesos Internos resolverá el dictamen de procedencia el próximo 05 de febrero y el 16 de febrero el CDE del PRI llevará a cabo una jornada electiva o la emisión de la constancia de candidaturas para la diputación local.

Por cierto, Florentino Domínguez Ordóñez sigue analizando la posibilidad de ser postulado en los comicios federales. De tener luz verde en sus intenciones, en las próximas horas podría separarse del cargo de presidente estatal del tricolor.

Con esa decisión, el PRI se sumará al PRD como los dos partidos que se queden sin sus dirigentes estatales por sus aspiraciones electorales, ya que este viernes se oficializará el secreto a voces que existe sobre la licencia que promoverá Juan Manuel Cambrón Soria al frete sol azteca; su acción es para integrarse en la lista de abanderados plurinominales de ese partido en la cuarta circunscripción federal.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *