Exige Coparmex a los candidatos propuestas concretas a demandas prioritarias
4 abril, 2018
Pateando el pesebre, no se gana
5 abril, 2018

Reelección vs hartazgo

Al menos 52 por ciento de los actuales integrantes de la LXII Legislatura local ha decidido descuidar su función parlamentaria para buscar su reelección o bien, “brincar” a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Aunque sus aspiraciones son legítimas, deben tener claro que su aventura no será nada fácil, porque hay un claro rechazo ciudadano a esta figura de la reelección o de su continua participación en comicios en la búsqueda de nuevos escaños.

Ellos son los priistas Eréndira Olimpia Cova Brindis, Ignacio Ramírez Sánchez, Enrique Padilla Sánchez y Arnulfo Arévalo Lara; los perredista César Fredy Cuateconzi, Alberto Anaro y Adripan Xocitemo, la panista y presidenta de la Mesa Directiva del Poder Legislativo, Dulce María Ortencia Mastranzo Corana; y los diputados del PVEM, Fidel Águila Rodríguez y, sorpresivamente, la plurinominal Aitzury Fernanda Sandoval Vega.

También van a una campaña federal Guadalupe Sánchez Santiago, Sandra Corona Padilla y Mariano González.

El origen de la reelección consecutiva es bajo la primicia que ésta facilitaría la profesionalización de los parlamentarios; fortalecería las actividades legislativas y de control del gobierno a cargo del Congreso. También que darían seguimiento a las agendas legislativas; se contaría con cuerpos estables de legisladores, y los parlamentarios estarían incentivados por ocupar nuevamente el cargo, con lo cual éstos desarrollarían mejor su trabajo y atenderían mejor el cuerpo electoral, ya que éste último sería quien decidiría, a través de la elección, que un representante ocupase nuevamente un escaño o curul.

Esa es la doctrina, pero en los en los hechos, cuántos de los 13 diputados con sueños reeleccionistas  han cumplido con sus tres funciones fundamentales, porque hasta ahora el máximo legislador de Tlaxcala es y seguirá siendo el gobernador del estado.

Pero la reelección legislativa en México no es nueva, tiene precedentes en el siglo XIX, ésta se contempla en el primer ordenamiento constitucional de 1824 que siguió el modelo estadounidense. Posteriormente, en las constituciones centralistas de 1836 y 1843, también quedó implícita la reelección de diputados y senadores. La Constitución de 1857 contemplaba la misma disposición, aunque únicamente para la Cámara de Diputados, puesto que el Poder Legislativo era unicameral, porque hay que recordar que el Senado volvió a surgir en 1874.

La prohibición de la reelección legislativa inmediata se estableció en México con la reforma del artículo 59 constitucional de 1933.  La iniciativa que dio lugar a esta reforma provino del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Nacional Revolucionario, hoy PRI. Los debates fueron muy intensos, pero finalmente se instauró la reforma.

Pero la historia más reciente de reelección consecutiva no tiene buenos dividendos para los soñadores de gloria y de restauración de esa figura, ya que entre 1917 y 1933, la reelección fue baja.  De los 2 mil 119 diputados que existieron esos años, sólo se reeligieron 228, es decir, poco más del 10 por ciento.

Así que los soñadores de gloria reeleccionistas, van al escrutinio ciudadano y a la evaluación de sus actos parlamentarios; que sea el ciudadano libre y con conocimiento de causa, y no las dádivas, el que decida su voto.

Al margen

No siempre hay que morir para que se digan cosas buenas de uno. Partió un gran ejemplo y maestro de verdad. Más de 50 años de locución se dicen fácil, pero no es así. Dejó de existir un gran ejemplo de vida, el maestro Bruno Pérez Vázquez, toda una institución nacional en la locución, pero sobre todo, un gran ser humano. Estas líneas son para él y su familia, extrañaré su crónica taurina, su charla amena  y su mano siempre franca para ayudar al prójimo. Espero escucharlo algún día.

 

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *