En Cuapiaxtla han dejado de sembrar el 90 % de la producción de amaranto
6 abril, 2018
Insiste Cruz Hernández en conservar su cargo de presidente de Ixcotla
6 abril, 2018

Mejora salud de Elías N. menor que por accidente comió raticida

Jessica, tía del infante, agradeció el interés de diversas personas, quienes, incluso ayudaron a que fueran a la Ciudad de México

Después del percance que sufrió el menor Elías N. al ingerir de manera accidental raticida, y tras la ayuda de la Secretaría de Salud (SESA) en la atención y traslado en helicóptero a la Ciudad de México (Cdmx), al Hospital Juárez, donde fue atendido por especialistas para salvar su vida; su tía Jessica N., reportó a este medio de comunicación que la salud de infante está estable.

A través de una llamada telefónica, para saber el estado de salud que guarda el niño de tres años de edad, aseguró que el medicamento que le suministran a su sobrino ha dado efectos positivos, al grado que el respirador artificial que tiene se le ha retirado por tiempos más prolongado.

Ante ese panorama, y después de la consternación que sufrieron al saber del estado grave de Elías N., su familiar se dijo agradecida por esta recuperación, que si no es al 100 por ciento, es alentadora.

Asimismo, agradeció el interés de diversas personas, quienes, incluso ayudaron a que fueran a la Ciudad de México, ya que al no tener los recursos económicos necesarios, este apoyo ha sido invaluable para los padres del menor.

Incluso, refirió que el alcalde de la Magdalena Tlaltelulco,  Rubén Pluma Morales, apoyo al abuelo materno para ir a la Ciudad de México, donde ahora se encuentra acompañando a su hija Mónica y su yerno, Luis Fernando.

Agregó que aún practican estudios a su sobrino, de sangre, pulmones y riñones, a fin de tener certeza de que su salud no esté en riesgo.

Asimismo, nuevamente, Jessica, agradeció que haya interés de la sociedad por saber de la salud de Elías; y aseguró que un mínimo descuido puede ser fatal, y por suerte su sobrino manifiesta evolución en su salud; aunado, que la falta de comunicación entre la abuela paterna y la madre del infante, fue la causa por la que comió el pan con raticida, por lo que todo lo que concierne al cuido de los niños, debe ser tomado cuenta.

 

Diana Muñoz
Diana Muñoz
Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad del Altiplano. Apasionada por el ejercicio periodístico, el cual he ejercido desde el 2001 en medios locales y nacionales. Comprometida con mi trabajo . Amante de la buena música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *