Pide secretario del PAN compromiso para hacer ganar a la coalición “Por México al Frente”
9 abril, 2018
Pide dirigente del CEN del PAN, reforzar para cerrar filas, y obtener el triunfo
10 abril, 2018

Despilfarro total o activación de la economía nacional, esas son las dos aristas que podrían advertirse como resultados de los 10 primeros días de campaña electoral de los abanderados presidenciales y de los contendientes a integrar el Poder Legislativo federal.

De acuerdo con reporte del Instituto Nacional Electoral (INE), de parte de los candidatos a la presidencia de la República y a ocupar una curul en el Congreso de la Unión han erogado 283 millones de pesos.

De esos recursos, 123.5 millones de pesos, han sido erogados por los cuatro presidenciables, pues cada uno de ellos, de manera global, han “invertido” algo así como 3 millones de pesos al día.

El portal de transparencia de fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) y que ayer dio cuenta el periódico Excelsior, demuestra que los candidatos Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade Kuribreña, Ricardo Anaya Cortés y Margarita Zavala, han salido finos para gastar recursos.

Los datos evidenciados dan puntual seguimiento a esos  gastos, que ofenden al pueblo de México, denotan que es tal el despilfarro en el que se advierte que las ideas y propuestas no importan cuando lo único que vale es el peso del dinero.

A 10 días de iniciadas las campañas, recordar que iniciaron el pasado 30 de marzo, el gasto promedio diario de cada candidato a la Presidencia de la República ha sido de 3 millones 87 mil 500 pesos. Aunque las estimaciones son que el gasto real es mayor.

Para muchos, los recursos gastados son una ofensa para el pueblo de México, porque con ese dinero y los que se sumarán en los casi 80 días que faltan a la campaña, que superaría los mil millones pesos, podrían servir para dotar de medicamentos a cientos de unidades de salud que carecen de insumos.

También servirían para dotar de semillas y fertilizantes a miles de campesinos que no tienen el capital para hacer producir el campo o potencializar su capacidad.

Serviría también para hacer efectivo el derecho a internet en todas las escuelas públicas del país, porque más de 50 por ciento de éstas todavía no tienen acceso a éste y qué decir de la posibilidad de dotar de una vivienda a personas de escasos recursos.

A esos gastos realizados por los candidatos presidenciales en estos 10 días, debemos sumar los 162 millones de pesos que ha contabilizado el INE de parte de los candidatos a legisladores federales y senadores.

Sin embargo, hay quienes piensan que la temporada electoral también reactiva la economía nacional, porque con esos 283 millones de pesos que circulan en la calle, la gente tiene para gastar o invertir.

Desde el que vende su presencia en mítines hasta los empresarios de propaganda, medios de comunicación, marketing y demás; transportistas, comerciantes, y hasta constructores son los beneficiarios de esta condición, aunque los primeros siempre medran con la necesidad. Es mucho el gasto en un pueblo con tantas necesidades; esperemos que algún día las elecciones sean sin dinero de por medio.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *