49 motocicletas al corralón por no cumplir con requisitos en Huamantla.
8 mayo, 2018
Dejan lluvias diferentes percances en Huamantla.
9 mayo, 2018

Desesperación electoral = errores

No todo lo que brilla es oro y la desesperación de algunos de los candidatos a diputados federales ya han hecho mella en su paciencia y eso les puede llevar a cometer errores.

El enfado y el cólera no son buenos consejeros y menos en las lides electorales, que solo les llevará a cometer pifias garrafales al equivocarse de enemigos y aliados.

La irrupción ayer de un grupo de representantes y delegados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Sección 27, en contra del Director Administrativo de ese sector, Mario Hernández Ramírez, no es casual.

En el fondo, este movimiento laboral tiene muy poco que ver con demandas de los trabajadores, porque la exigencia del pago de diversas prestaciones anuales y de irregularidades en la información que la Secretaría de Salud ha presentado ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), son, en su mayoría, pretextos usados como herramientas de presión, muy común en los sindicatos charros.

Aunque no dudo que el ex diputado local, Mario Hernández sea ineficiente y abusivo en muchos aspectos, ya que a su paso por la Cámara de Diputados local solo se le recuerda por actuar como un cobarde bravucón, que a mansalva y por la espalda, trató de patear en plena tribuna del Poder Legislativo a su entonces homólogo, Víctor Morales Acoltzi. Del trabajo parlamentario mejor no hablamos, fue servil al gobernador y su función se remonta a la de un levanta dedos y dispensador de lecturas.

Peor más allá de eso, la acción y reacción de los trabajadores de dicho sindicato creo que forma parte de una estrategia de presión de su jefa que siente y percibe que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez la ha dejado sola en la contienda electoral del 1 de julio.

Para doña Blanca Águila Lima mandar a la turba de representantes sindicalizados a desestabilizar a la SESA es una forma de presionar a fin de que pueda allegarse del aceite necesario para desenmohecer la maquinaria electoral que dice tener en el PRI y muy en especial, la RED BAL.

Pero creo que la medida, lejos de ayudarle puede generarle puntos en contra, porque aseguran que equivocó la estrategia y el adversario, ya que la gente cercana al gobernador, como Carlos Bailón Valencia, presume que ahora la ex presidenta de Zacatelco, menos apoyo tendrá.

Verse en tercer lugar de las preferencias electorales no fue nada halagüeño para doña Blanca, quizá de ahí las pifias por la desesperación.

Al margen:

Que los compre quien nos los conozca. La suma de perredistas del talante de Luis Macías Laylle, Humberto Vega Vázquez y Javier Flores Macías a la causa de Andrés Manuel López Obrador y los candidatos de Morena, es una verdadera vacilada. Se trata de una tríada de verdaderos cartuchos quemados que no espantan ni a un niño de pecho.

Cada proceso electoral es lo mismo. Luis Macías, recordado por sus dotes histriónicas y su facilidad como mago ilusionista, por aquello de aparecer y desparecer 400 mil pesos en su cuenta bancaria, monto que él y otros más recibieron como premio a su sumisión legislativa, hace dos años juraba amor al otrora candidato de la mega alianza y hoy gobernador priista, Marco Mena. Traicionó a la izquierda y ahora como no tuvo hueso, croquetas o premio, se va a Morena. Desde hace algunas semanas ya trabajaba -como empleado- en Puebla a favor del candidato a la gubernatura Miguel Barbosa. De Javier Flores, locuas y vivaracho y de Humberto Vega nada queda de su pasado electoral, ahora están más que solos.

Quizá las adquisiciones de esos chapulines que llegan a Morena, los que todavía tengan algo que valga la pena, son un mermado ex diputado Hugo Mexicano Salvador, los ex munícipes Carlos Luna Vázquez, de Amaxac de Guerrero y Zenón Maravilla, de Mazatecochco. A los de Morena creo que los engañaron con espejitos, a ver si no les sale más caro el caldo que las albóndigas.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *