“Programa Estatal de Becas”, será un fracaso ante la insuficiencia presupuestal: Reyes Rojas
25 mayo, 2018
Estará Andrés Manuel López Obrador en Tlaxcala el 5 de junio
28 mayo, 2018

Sobrados; se sienten muy fregones

Si son tan fregones, para qué hacen campaña. Así de simple, la soberbia está acabando con las posibilidades de triunfo de varios candidatos al Congreso de la Unión y eso podría también ocurrir con los aspirantes a diputados locales de Morena, aunque de las otras fuerzas no se escapan a esta realidad.

Se creen tan fregones que ya hasta andan gastando lo que presumen que ganarán cuando sean legisladores; pero del plato a la boca se cae la sopa; si tan seguros están ya no hagan campaña.

Si bien es cierto que todos los estudios demoscópicos ubican a Andrés Manuel López Obrador en primer lugar de las preferencias electorales y a su coalición como primera opción en el resto de los cargos en disputa, la operación y las estructuras pesan en los estados y en Tlaxcala no será la excepción.

También está la forma en que los partidos políticos procesaron el reparto de espacios, candidaturas y sexo por distrito electoral en cada una de las coaliciones. La imposición, el agandalle, el sectarismo y las malas decisiones, además de juntar grupos antagónicos en algunos espacios, así como dar cabida a vivales de la política, les cobrará factura.

Está claro que si las elecciones presidenciales fueran el día de hoy, López Obrador, de acuerdo con estudios demoscópicos, arrasaría en Tabasco, Chiapas, Ciudad de México, Quintana Roo, Nayarit, Guerrero, Oaxaca, Tlaxcala, Morelos, Campeche e Hidalgo. Con gran probabilidad se llevaría Baja  California Sur, Puebla, Veracruz, Baja California, Colima, Sinaloa, Zacatecas y el  Estado de México. Tendría una lucha apretada por ganar en Sonora, Michoacán, Chihuahua, San Luis Potosí, Durango, Nuevo León, Tamaulipas y Querétaro. Prácticamente estaría empatado con Anaya en Aguascalientes. La fuerza  es impresionante: podría llevarse nada menos que 28 de las 32 entidades del país.

También se advierte el mismo escenario en la elección del Congreso de la Unión. En la Cámara Baja, los muchachos de López Obrador, a través de Morena, tiene una estimación máxima de 142 diputados y mínima de 115, que  sumados los escaños de sus aliados del PT y Encuentro Social, podría tener hasta 262 o un mínimo de 195 diputados. En el primer caso, Morena alcanzaría la mayoría absoluta que no ha tenido ningún partido desde que la perdió el PRI hegemónico en 1997.

De acuerdo con la misma encuesta hecha por el equipo de Roy Campos, de Consulta Mitofsky, el PAN quedaría como segunda fuerza con un mínimo de 94 y un máximo de 116 diputados. El PRI estaría relegado al tercer lugar con un máximo de 72 y un mínimo de 54 curules. La alianza Por México al Frente tendría entre 160 y 210 curules, y el PRI, junto con el Panal y el Verde, sólo alcanzaría entre 71 y 107 legisladores en la Cámara Baja.

En el Senado, la coalición de Juntos Haremos Historia conseguiría un total de 48 escaños (sin contar los plurinominales), la coalición Por México al Frente 36 y la alianza del PRI Todos por México quedaría con sólo 10 senadores (Político).

Quizá por esas cifras, los niños de López Obrador se echaron a la hamaca; andan sobrados, y eso las encuestas también lo reflejan y al parecer se revertirán tanto en el ámbito federal como local, y ellos lo saben, tan es así que este fin de semana decidieron apretar las tuercas, pues saben que muchos de sus candidatos a diputados locales, lejos de ayudarles, así como ellos con Andrés Manuel, se convertirán en un pesado lastre. Se siente muy fregones, pero pueden terminar muy mal.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *