La CEDH lleva acabo seminarios a servidores públicos
6 junio, 2018
Exhorta Todos para Todos a denunciar a políticos y funcionarios públicos que generen violencia
7 junio, 2018

No me ayudes compadre

No me ayudes compadre, así podrían decirle los frentistas al coordinador de campaña de su candidato presidencial, Ricardo Anaya Cortés, Jorge Castañeda Gutman, quien al parecer ya tiró la toalla de la contienda y da, desde ahora, por derrotado al segundo lugar de la contienda por la titularidad del Ejecutivo federal.

Y también le recriminarán los miles de candidatos panistas, entre ellos los de Tlaxcala, quienes habían recibido una verdadera carga de entusiasmo para sus campañas, las participaciones que el ex presidente nacional del PAN había tenido en los dos debates.

Ayer, en una amplia entrevista concedida a El Universal, el ex canciller apagó las aspiraciones de cientos de abanderados de la coalición que integran PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, quienes auguraban que el trabajo proselitista por la presidencia de la República les ayudaría para posicionarse y remontar en las preferencias electorales.

Resulta que el también columnista aseguró que ya existe un “un pacto de impunidad” entre el presidente Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador con miras a una transición del Ejecutivo a favor del tabasqueño a cambio de no ir a la cárcel. Con ello, dio por hecho que el ex jefe de gobierno del otrora Distrito Federal tiene asegurada la victoria.

“Ya hay demasiados elementos que sugieren claramente que hay un entendimiento entre Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador”, dijo en el encuentro con el colega, lo cual, demuestra, entrelíneas, que hay desánimo, pues los presuntos 26 puntos de diferencia entre el candidato de Juntos Haremos Historia, son difíciles de superar.

La sesuda estrategia que tiene el coordinador de campaña de Ricardo Anaya es que, casi por obra y gracia de alguna deidad, se alineen los grupos de interés en contra del candidato de Morena, pues recordó que en 2006 y 2012, “los poderes fácticos en su conjunto se unificaron en contra de López Obrador”.

Sin duda, los cuartos de guerra y bunkers de los distintos candidatos de la coalición Por México al Frente y su derivación en la entidad, Por Tlaxcala al Frente, les generó cólicos y nauseas las aseveraciones de su coordinador nacional, y sobre todo, prendieron las luces de advertencia que la unión no es el fuerte de esta fórmula.

Muestra de ello es que cada uno de los 15 candidatos a diputados locales del Frente anda en campaña, prácticamente solos. Ello demostraría que la coalición se quedó, prácticamente, en el escritorio y entre los liderazgos, porque en la base parece que no permeo. Los abanderados únicamente son respaldados por el partido que los postuló, porque el resto de las fuerzas andan por su lado.

Salvo contadas excepciones, en donde los vivales electorales de cada fuerza política –de esos que gustan cobrar el diezmo o cuotas a sus regidores y representantes populares- “venden espejos y estructuras” a sus aliados, y andan en los eventos para sacar su raja política y desde luego, la tajada a su beneficio, pero el resto de los militantes de cada partido y demarcación parece que andan sueltos y que podrán hacer acuerdos –sino es que ya los hicieron- con quien les plazca. No me ayudes compadre, así andan los del Frente.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *