Iniciarán procedimiento penal contra diputados por desacato
12 junio, 2018
Deben diputados tomar protesta a suplentes esta semana: JCCP
13 junio, 2018

Perorata

Conmovido casi hasta las lágrimas dejaron a más de uno nuestros candidatos al Senado de la República, quienes ayer prometieron no solo oro, ni incienso ni mirra, como los Tres Reyes Magos, sino una especie de varita mágica para acabar con todos los males que aquejan a Tlaxcala y a México.

Con soluciones a todos los problemas se presentaron ayer los nueve candidatos a la Cámara Alta del Congreso de la Unión en el encuentro “Diálogo con los candidatos”, organizado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Tlaxcala.

Para todo hubo respuesta, vaya, que hasta algunos de los escasos hombres de negocios que llegaron a ese cónclave clamó porque mejor ellos fueran los candidatos a la presidencia de la República o de perdida, asumiera el gobierno de Tlaxcala.

Ahí estuvieron los candidatos de la coalición Todos Por México, Anabel Alvarado Varela y Florentino Domínguez Ordóñez, también los de Juntos Haremos Historia, Ana Lilia Rivera Rivera y José Antonio Álvarez Lima y los de Por México al Frente, con Minerva Hernández Ramos y Gelacio Montiel Fuentes.

El único que no llegó –pero no hizo nada de falta- fue el candidato independiente, Obed Javier Cruz Pérez, ese que en los 70 días de campaña solo le han servido para gastarse o cobrar, según sea el caso, más de 600 mil pesos que dice ya invirtió en su inexistente campaña.

Ahí, todos juntos, se aventaron su perorata. Con más o menor conocimiento, pero todos mostraron su talante para solucionar los problemas de corrupción, inseguridad, generación de empleo, seguridad, competitividad fiscal, así como la educación, el desarrollo regional sustentable, oportunidad de inclusión, entre otros más.

Aunque todos, sin excepción, no se salieron de las propuestas de sus respectivos candidatos presidenciales y de sus plataformas electorales. Y también, recurrieron a la sensiblería, como el ex priista salinista y hoy morenista, José Antonio Álvarez Lima, quien trató de salir al paso de los señalamientos de su alejamiento de Tlaxcala después de haber sido mandatario.

“cuando salí del gobierno hace 18 años mi intención no era regresar a la política, en aquel tiempo estaba en un asunto de carácter personal, falleció mi esposa entonces me tuve que dedicar a ser papá y mamá de familia, y realmente me dediqué a otras cosas, fui empresario pequeño como ustedes y también fui víctima de todas las arbitrariedades que viven los empresarios, sin embargo, la situación del país, la situación del estado de Tlaxcala en estos 18 años se ha deteriorado, ustedes son testigos de los altos niveles de inseguridad que se vive”. Vaya, tenemos nuestro héroe.

Ojalá su perorata, llegue quien llegue, se haga realidad, porque siempre se ha dicho que prometer no empobrece, dar es lo que aniquila.

Al margen:

Nada nuevo bajo el sol. El debate de los candidatos presidenciables se centró en corrupción, al menos esa fue la palabra que más fue utilizada en este encuentro de los cuatro aspirantes a la titularidad del Ejecutivo federal. Pero como ciudadano, me dejaron más dudas y preguntas sin respuestas la participación y propuestas de los tres principales contendientes. Dijera mi viejo amigo del campo, “ni hablar, con esas mulas nos tocó arar.

Y tampoco nada nuevo ocurrió ni ocurrirá en el Congreso del estado. Ayer les dio diarrea  u otro problema estomacal a dos diputados, lo que impidió la toma de protesta a cuatro diputados suplentes. Hoy quizá será otro padecimiento, pero la sesión convocada a las 15:30 horas podría también cancelarse porque no quieren el arribo de los suplentes. Chicana tras chicana, la forma de los legisladores para trasgredir la legalidad.

 

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *