Piden suplentes al TET que se apliquen las medidas de apremio a diputados locales
13 junio, 2018
En comodato la Plaza Bicentenario para que opere el Conacyt
14 junio, 2018

El gobernador soy yo y pase lo que pase en los comicios del próximo 1 de julio, seguiré gobernando yo, ese fue el mensaje que dejó en claro el mandatario Marco Mena. Y lo dijo no en cualquier acto, sino en ese que la clase política del estado ha utilizado para verse y dejarse ve, como lo es la ceremonia del aniversario luctuoso de Emilio Sánchez Piedras, otrora titular del Ejecutivo local.

Es decir, que el gobernador mandó mensaje a propios y extraños, así como a aliados y a adversarios, de que sin importar quién gane la presidencia de la República, él seguirá gobernando Tlaxcala.

Ante el clima y escenario adverso para el tricolor y ante cualquier posible traición, Marco Mena dejó ver su fortaleza y determinación de seguir adelante con su proyecto de gobierno. Pero el mensaje no solo fue para ellos, sino para los adversarios políticos, quienes quizá han pensado que a partir del 2 de julio, inicia la debacle de esta administración.

A ambos segmentos y a quienes se ubican en cualquiera de esas dos posiciones, el gobernador les pidió unidad.

“Nuestro Gobierno se encuentra listo al lado de la ciudadanía, de los sectores de la sociedad para construir juntos, independientemente del proceso electoral. Tlaxcala y su Gobierno tienen un camino claro… trabajamos para hacer de Tlaxcala sinónimo de lo mejor y que las elecciones no nos dividan, el proceso electoral no tiene ni debe interrumpir nuestro avance, desde el Gobierno seguimos cumpliendo nuestras responsabilidades porque después de las elecciones estaremos aquí, seguiremos aquí, enfrentando retos y buscando aprovechar oportunidades, no podemos perder de vista esta posibilidad y esta perspectiva, aquí seguiremos todos para hacer crecer juntos a Tlaxcala, ese es el camino y es una gran forma de recordar el legado de don Emilio Sánchez Piedras”, dijo en su discurso.

Es verdad lo que dice el mandatario, porque lo poco cierto que tiene estos comicios es que su mandato continuará y si existe una transición o cambio de partido en el Poder Ejecutivo federal, él deberá acoplarse a éste.

Sus palabras deben llegar entre los priistas, quienes a 17 días de la jornada electiva, algunos andan desesperados, otros más indecisos y otros más, muy creídos, pero lo cierto es que en política “nada es hasta que es”.

Al margen:   

Si de prometer se trata, cualquiera lo hace, cumplir tiene sus complicaciones, por eso amigo lector es tiempo de “agarrarles” la oferta a los candidatos a diputados federales quienes ayer coincidieron en la necesidad de elevar los salarios de la clase trabajadora.

En el foro organizado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) entre los candidatos a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, los candidatos de las coaliciones Por México al Frente, Humberto Macías Romero; de Juntos Haremos Historia, José de la Luz Sosa Salinas, Rubén Terán Águila y Lorena Cuéllar Cisneros; así como de Todos por México, Mariano González Aguirre, Blanca Águila Lima y Sandra Corona Padilla, todos se dijeron dispuestos a aumentar nuestros salarios.

En ese cónclave el candidatos de Por México al Frente, Humberto Macías Romero consideró que el salario tiene que llegar a la línea de bienestar del Coneval, por el orden de 190 pesos por jornada.

Hacemos votos porque no solo sea perorata, sino propuestas serias que una vez que se instalen en la Cámara de Diputados, realicen las gestiones necesarias y las adecuaciones normativas para alcanzar ese estado de bienestar.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *