Mayra Vázquez, candidata de Morena por el Distrito V gana encuesta en Facebook
17 junio, 2018
99 mil 105 afiliados al IMSS, es la cifra más grande que se ha dado en la historia: Gobernador
18 junio, 2018

¿Sin vergüenzas o sinvergüenzas?

Fraudulentos u opacos, así podríamos advertir que son la mayoría de los aspirantes a diputados locales, pues 68 por ciento de éstos no han reportado al Instituto Nacional Electoral (INE) ni un solo gasto en sus respectivas campañas.

Y peor aún, a 10 días de que concluyan las campañas electorales, el INE reporta que nuestros 82 candidatos propietarios a las 15 diputaciones de mayoría relativa, solo han gastado 2 millones 205 mil 349.57, muy lejos de los 14 millones 68 mil 64 pesos asignados como recursos públicos para la promoción del voto.

No es creíble lo que supuestamente han gastado los candidatos y mucho menos, que 55 de ellos no hayan reportado un solo peso como gasto, lo cual nos queda claro que la mayoría de los que buscan acceder al cargo de diputado son buenos para defraudar a la ley.

El fraus legis facta o fraude a la ley consiste en burlar la aplicación de una norma desfavorable. En otras palabras, el fraude a la ley consiste en la conducta totalmente voluntaria realizada con el exclusivo fin de obtener un fin ilícito a través de un medio lícito.

Sin embargo, si los consejeros electorales federales, al momento de fiscalizar, podrían dejar sin candidaturas o sin legisladores electos, a algunos partidos, coaliciones o candidaturas comunes.

Recordar que con la reforma electoral, el financiamiento público cobra gran relevancia, ya que la fiscalización tendrá consecuencias más allá de lo económico: si durante las elecciones un candidato rebasa los topes de gasto de campaña, podría ser sancionado con la cancelación de su registro o, en su caso, con la pérdida de la candidatura que haya obtenido, si su valoración es determinante para el resultado de la elección. Pero también hay quienes no han reportado ni un solo peso como ingreso y desde luego, como egreso.

Aunque los topes de campaña para los comicios locales van de los 295 mil 38 pesos y hasta los 404 mil 237 pesos, dependiendo del distrito que se trate, lo cierto es que también son risorios los montos dados a conocer como avances de gastos.

Por ejemplo, los 950 pesos que dice ha invertido en su campaña la frentista Laura Eloísa Lara, candidata en el distrito 12, o los mil 500 pesos reportados por Ciro Ríos Salinas, candidato independiente en el distrito 02 de Tlaxco, como tampoco son creíbles los supuestos 4 mil 500 pesos que dice haber gastado el otro independiente, Kerbing Martíenz Pinillo, como tampoco son creíbles los 9 mil 483 pesos que dice haber gastado la candidata panista y reeleccionista Dulce María Mastranzo Corona.

Está claro que los candidatos a diputados locales, los cuales por cierto no han hecho tampoco su declaración 3de3, de interés, patrimonial y fiscal, han salido, en el mejor de los casos, lentos para cumplir la ley o muy abusados (abusivos) para evadir su responsabilidad y con esa cara, sin vergüenza (sinvergüenzas), quieren su voto para vivir tres años del poder.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *