Presentan operativo para el próximo 1 de julio en Huamantla.
28 junio, 2018
Efectuará autoridades de Zitlaltepec operativo para la jornada electoral.
29 junio, 2018

Que el triunfo sea de la ciudadanía

No hay fecha que no llegue y la de elegir a nuestras próximas autoridades llegó, así que todos nos alistemos a vivir esta fiesta cívica. Todo está lista, los árbitros electorales se han declarado en condiciones de llevar a buen puerto estos comicios, los terceros presidenciales de esta centuria y milenio.

Y aunque parezca contradictorio, no está en manos de los partidos ni de los organismos electorales llevar a buen puerto la contienda por la renovación de la  presidencia de la República, del Congreso de la Unión y del Poder Legislativo local, sino de los ciudadanos.

En Tlaxcala, son 9 mil 204 funcionarios de casillas los que se encargarán de llevar la voz cantante en las mil 534 mesas receptoras de votos. Ellos tienen la encomienda de instalar las casillas, otorgar cada una de las boletas electorales y contar y contar bien los sufragios que se emitan el 1 de julio.

Pero además, están los 33 mil 748 representantes de partido, entre propietarios y suplentes, que tienen la facultad legal de auditar –vía revisión y presencia en los centros de votación- la actuación de los funcionarios electorales. Y están los más de 390 candidatos a los diversos cargos de elección popular, con sus respectivos equipos jurídicos y demás personal, que también estarán atentos.

Es decir, que hay cerca de 50 mil ciudadanos, sin contar trabajadores y funcionarios de los árbitros electorales, que estará inmiscuidos en el cuidado del voto. Por ello, no es broma cuando estimo que la elección no depende de partidos ni candidatos, sino de nosotros los ciudadanos, que somos la mayoría de quienes podemos cuidar y vigilar, pero sobre todo, coadyuvar para que se respete nuestra voluntad.

Para que haya un comprador del voto, coaccionador de la voluntad, marchante de sufragios se necesita quién lo venda, por ejemplo. Si usted amigo elector está decidido a que su voluntad se respete, no debe dejar que ésta sea modificada a cambio de nada.

Entiendo la pobreza, la necesidad y la miseria en la que está inmersa más del 50 por ciento de nuestra población; esa que no puede pensar en el mañana, porque su esperanza es vivir hoy; su necesidad de mitigar su sed y hambre es ahora; esa es la franja en donde operarán algunos vivales de la política que buscan no perder sus canonjías o acceder a nuevos beneficios.

Como me gustaría que el voto en mi Tlaxcala y en el país, fuera razonado; definirlo a partir del análisis de las propuestas y proyectos de cada uno de los candidatos; pero no es así, votamos por reacción, esperanza o necesidad; sentimientos que se imponen a la necesidad.

Pero sea cual sea el resultado de la contienda, Tlaxcala y México y nuestra gente, seguiremos en pie de lucha. No nacimos ni morimos con estos comicios, solo es un paso más para alcanzar la democracia añorada. Que sea la voluntad libre y decidida de la ciudadanía la que se imponga en las urnas. Es mi deseo, espero verlo.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *