Inicia la feria de Zitllatepec 2018, con robo de vehículos.
6 julio, 2018
Se registra fatal accidente en Acutlapilco
7 julio, 2018

Rescatan a hombre que aparentemente quería arrojarse al río Zahuapan

Se subió al conocido puente rojo, donde por más de una hora amenazó con lanzarse al vacío

Este sábado antes del medio día, un hombre se subió a la estructura metálica del puente rojo, ubicado en la calle Julián Carrillo, en la ciudad de Tlaxcala, donde aparentemente pretendía saltar al vacío.

Los peatones que se dieron cuenta del hecho de inmediato se volvieron espectadores, unos preocupados, otros molestos por el cierre de esta vía de comunicación, incluso unos más hasta alentando a que se arrojara, y una minoria sólo esperando el desenlace.

Asimismo, los servicios de emergencia arribaron al lugar,  desde seguridad pública hasta bomberos, estos últimos subieron para convencer a esta persona de bajar, pero entre más se acercaban, el hombre los retaba con cumplir con su amenaza.

Fue el profesionalismo de los bomberos de la Comisión Estatal de Seguridad lo que ayudó para que el hombre no lograra su aparente objetivo, que era aventarse.

Pero antes del logro, miles de personas que transitaban a pie y en automóvil, se detenían a observar, hasta unos de manera irracional gritaron “que se aviente”.

En redes sociales se emitieron comentarios desde negativos, despectivos, ofensivos, y muy pocos de respeto.

Por fortuna, lo sometieron, esto, bajo el riesgo de caer, no solo el sujeto que aparentemente pretendía suicidarse, sino los elementos del heroico cuerpo de bomberos.

Al bajar, lo llevaron a una camioneta de seguridad estatal para retirarlo del lugar, y darle seguimiento del por qué pretendía realizar esta acción, que atentaría contra su vida.

La altura donde estaba, era la suficientemente fuerte para llegar al fondo del río Zahuapan, y dañar su salud física o perder la vida.

Por suerte, este señor, que de acuerdo a la gente presente, estaba bajos los influjos de alguna sustancia tóxica, además que tenía heridas en el rostro; no triunfo en esta hazaña, que seguro terminaría con su vida o la dejaría en estado inconveniente.

Fue así, que un día normal del mercado sabatino de Tlaxcala, dejó de ser un caos vehicular y peatonal, a ser escena de intento de un aparente suicidio, que por las acertadas peripecias de los bomberos, esto no pasó.

Diana Muñoz
Diana Muñoz
Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad del Altiplano. Apasionada por el ejercicio periodístico, el cual he ejercido desde el 2001 en medios locales y nacionales. Comprometida con mi trabajo . Amante de la buena música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *