La CES asegura un vehículo con estrobos y colores de uso exclusivo para seguridad
17 julio, 2018
Derivado del trabajo coordinado se ha disminuido el robo en carreteras federales
17 julio, 2018

Partidos políticos, obstáculo en el avance de las mujeres

Elizabeth Muñoz:
La semana pasada comenté que haría yo un análisis de la integración de la próxima legislatura local, específicamente sobre los avances que en materia de paridad de género, se obtuvieron de la elección del 1 de julio.
Pues al igual que en el resto de las entidades del país, en donde se renovaron los congresos locales, en Tlaxcala la próxima legislatura estará integrada en su mayoría por mujeres.

De las 25 diputaciones que existen, 15 son para mujeres y 10 para hombres, lo que en términos porcentuales se traduce a que por primera vez las mujeres representan el 60 por ciento del total de las diputaciones.

De estas cifras, 7 mujeres llegan por mayoría relativa, fueron candidatas que hicieron campaña y 8 mujeres más llegan por la vía plurinominal, de acuerdo a la votación que tuvieron los partidos políticos que representaban.

Es necesario señalar que estos resultados no se obtuvieron fácilmente, pues al igual que en el país y en el mundo, el avance de las mujeres en Tlaxcala ha tenido una serie de obstáculos, y este proceso electoral local, no fue la excepción, pues hay que recordar que la Sala Regional de la Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf), resolvió el pasado mes de marzo, que fueran mujeres quienes encabezaran las listas plurinominales de los partidos políticos en lo que seria la renovación del Congreso del estado, con el objetivo de abatir el rezago que existía en materia de paridad de género en la conformación del Poder Legislativo.

Dicha resolución cayó como balde de agua fría a los partidos políticos, pues como se dice coloquialmente, en ese momento “ ya tenían amarradas” las precandidaturas, para que fueran ocupadas por hombres y por lo tanto se inconformaron; tal fue el caso del PRD, PAC, PES y el diputado local del PT; Jesús Portillo, quienes impugnaron el fallo que inicialmente había emitido el Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET), en cuanto a que las mujeres ocuparan el primer lugar de las listas plurinominales, el caso llegó a manos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf), pues los partidos politicos argumentaron e insistían que dicha medida era inconstitucional, debido a que según ellos, trasgredia la autonomía de los partidos políticos, así como sus estatutos.

Así mismo, como una muestra del rechazo al avance de las mujeres en Tlaxcala fue aquella fatídica declaración de Refugio Rivas, líder estatal del partido Movimiento Ciudadano y eterno dirigente sindical del Colegio de Bachilleres en el estado de Puebla, quien dijo que las mujeres candidatas que encabezaban las listas plurinominales, “se habían sacado la lotería sin haber comprado boleto, pues en automático se fueron al número 1 de la lista pluri…y que las mujeres no esperaban un dictamen como el que hubo…”.
¿No lo esperaban las mujeres?

Tal vez, efectivamente no lo esperaban, pero los más sorprendidos y los que no esperaban este dictamen, y que se vieron afectados en sus intereses personales y como dirigentes partidistas, fueron precisamente ellos, los lideres de los partidos políticos, a quienes había que preguntarles como han ejecutado el 3% por ciento que reciben de financiamiento público para empoderar a las mujeres que militan en los partidos?

Por cierto en Tlaxcala, a excepción del Partido Socialista que dirige Rosalía Peredo, es el único lidereado actualmente por una mujer, porque los demás siempre han tenido principalmente a dirigentes hombres y cuando han estado las mujeres han sido por periodos muy cortos o sólo como “encargadas” temporales de las oficinas estatales.
De acuerdo a informes de ONU-Mujeres para América Latina y el Caribe, en México, en 2014, se registró el mayor avance en materia de igualdad de género pues fue en la Reforma Político-Electoral cuando se elevó a rango constitucional la garantía de la paridad de género en las candidaturas al Congreso federal y los estatales. En marzo de 2015, se consolidó este avance al establecerse la obligatoriedad de cumplir con la paridad en el registro de candidaturas.

Tuvieron que pasar 3 años más, para que en este 2018 la paridad de género fuera una realidad en México y en Tlaxcala, sin embargo esto apenas inicia y los partidos políticos tienen una deuda muy grande con las mujeres afiliadas y las simpatizantes, los partidos políticos NO han trabajado para cumplir con el ejercicio de los derechos políticos electorales de la población femenina y se han convertido en el principal obstáculo en el avance de las mujeres. No solo con colocar a las mujeres en algunas de las carteras de sus dirigencias estatales es suficiente.
Ante ello, los resultados obtenidos el pasado 1 de julio, es un logro que no se tiene que callar, al contrario, lo tenemos que difundir, que socializar.
Felicidades a quienes ganaron y la próxima semana hablaremos de los retos que enfrentaran en Tlaxcala las próximas legisladoras, quienes deben de atender retos relacionados al ejercicio de los derechos humanos de las mujeres y de problemáticas sociales que afectan principalmente a mujeres, sin importar su edad, ni tampoco su nivel socioeconómico.

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *