Recuperan unidad robada en la ciudad de Tlaxcala
18 julio, 2018
La feria de empleo en Santa Cruz Tlaxcala oferta más de 300 vacantes
19 julio, 2018

La suerte en el Partido Acción Nacional (PAN) está echada. La estrategia para recuperar al albiazul y darle viabilidad en Tlaxcala, está en marcha, porque los panistas, al parecer, descansan haciendo flechas y para ello ya se ha consolidado el G6.

Se trata de un grupo de, hasta ahora, seis liderazgos que en algún momento han representado a Acción Nacional en un espacio de poder público. Son ex alcaldes, diputados, ex congresistas y militantes distinguidos que quieren acabar con el secuestro matriarcal que padecen las huestes de Gómez Morín en Tlaxcala.

El matriarcado gestado desde el arribo a la cúpula estatal panista de Adriana Dávila Fernández, junto con sus otrora aliadas, Leonor Romero Sevilla y Aurora Aguilar Rodríguez –aunque con ésta última al parecer ya hay visos de reconciliación convenenciera-, parece que está por caducar.

Ello porque las promesas incumplidas, la confrontación con los grupos, el centralismo de las posiciones, el agandalle de candidaturas, así como el desgaste propio de un control por casi una década, ya generó mella y su empecinada idea de ser gobernadora le ha acotado las posibilidades de mantener el control del PAN.

La historia se repite; a  Adriana Dávila le tocó terminar con el centralismo, el agandalle y la imposición que tenían secuestrada la voluntad del PAN a manos de los llamados Cuatro Fantásticos, que integraban Adolfo Escobar Jardínez, Sergio González Hernández, Felipe Flores Pérez y Benjamín Ávila Márquez. Solo que ella llegó, al fin naturaleza humana, para cometer los mismos errores que tanto fustigó.

Y ahora parece que será el G6 el que termine con la hegemonía y los excesos de la dos veces candidata al gobierno estatal, pues ellos se han sumado en la búsqueda de la renovación de liderazgos en el albiazul.

Este grupo lo integran el legislador Juan Carlos Sánchez García –que no tiene militancia en Acción Nacional-, los ex diputados locales José Gilberto Temoltzin Martínez, Ángelo Gutiérrez Hernández, el ex congresista y ex alcalde de Nopalucan, Felipe Flores Pérez, el ex legislador federal, Benjamín Ávila Márquez y el ex alcalde de La Magdalena Tlaltelulco, Miguel Ángel Polvo Rea.

Ellos ya han decidido unirse para impulsar un proceso interno democrático en el que sea el peso específico de cada grupo el que defina la nueva dirigencia del partido y confían, que sumados entre ellos y otros liderazgos más, puedan concretar la renovación al interior del partido para “oxigenar” a los suyos.

Como ellos, hay muchos panistas que quieren un cambio, pero no solo de grupo o grupos en el poder, en la toma de decisiones, en el manejo de las finanzas, en la asignación y reparto de candidaturas, sino en la forma de hacer política, de buscar la transformación del ejercicio de la función partidaria.

El G6 puede ser el inicio de la conformación de un verdadero frente, porque pueden sumarse y buscan adherir a diversos liderazgos regionales y municipales, que impulsen la transformación de un PAN que por malas decisiones y sobre todo, por el apropiamiento de espacios, se ha quedado sin levadura, ni harina y sobre todo, sin huevos.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *