Inicia la Cedh talleres en el Cobat
5 septiembre, 2018
Continúa la seguridad de manera normal en Cuapiaxtla, asegura nuevo director.
6 septiembre, 2018

Cambio de patrón

El Congreso del estado cambió de patrón. Los diputados, al menos en lo que vamos de esta legislatura, decidieron transformar su quehacer. Sí, los actuales congresistas o quienes toman las decisiones en el Poder Legislativo local, determinaron que ya no serían más la oficina de trámite del Ejecutivo del estado.

La medida, en primera instancia y a simple vista es más que buena, excelente diría; no esperar ni tener línea del mandatario en turno es una actitud más que anhelada, ya que por fin habría una verdadera división de poderes en Tlaxcala.

Sin embargo, el gozo sea va al pozo; los señores diputados solo cambiaron de patrón. Resulta que en los hechos, esa determinación de la mayoría Morenista no es por la búsqueda de la independencia ni la libre determinación, sino porque ahora, parece, quien asumirá el papel de máximo legislador es otra persona y es todavía diputada federal.

Sí, desde antes que tomaran posesión y más ahora, quien mueve los hilos del Legislativo y da línea a sus muchachos es la próxima coordinadora estatal del gobierno de la República, Lorena Cuéllar Cisneros.

Así es, los diputados no cambiaron la forma del quehacer parlamentario, históricamente sometido por el modelo presidencialista de nuestra política nacional. Con Morena, las cosas seguirán igual, a nivel federal, el presidente de la República dará línea –en los hechos ya lo hace- en el Congreso de la Unión y en Tlaxcala, la forma priista de hacer política se recicló y ante la falta de gobernador de ese color, la coordinadora estatal de los programas federales  de Morena –algunos ya la llaman vicegobernadora-, Lorena Cuéllar ocupa ese vacío.

Desde su oficina han salido las indicaciones de cómo se deben conducir los bisoños diputados; también, les dice  qué negociar, qué imponer y qué rechazar. El partido solo puso al coordinador de la bancada Víctor Manuel Báez López; lo demás ha sido su obra.

Ella avaló la designación del nuevo titular de la Secretaría Administrativa del Poder Legislativo, Nils Gunnar Jaime Robles Andersson; el diputado Rafael Ortega ha sido su incondicional desde que ambos fracasaron en sus respectivas elecciones en 2016 en el PRD.

También ha marcado la directriz y ha propuesto a los hombres y mujeres que podrían quedarse con la titularidad de los cuatro espacios restantes de los órganos técnicos del Congreso local; sin importar el pasado de muchos de ellos, la mayoría hechos en el PRI, su ex partido por muchos años y del que dijo llevar en sus venas la sangre tricolor, trata de imponer a los suyos. No le importan perfiles, ni capacidades, solo lealtad a su proyecto personal.

Todo ello ha llevado a los diputados de la LXIII Legislatura a una parálisis parlamentaria; no tienen programa legislativo y sus promesas de campaña duermen el sueño de los justos. La falta de acuerdos para sacar estos temas, así como la reestructuración de las secretarías y direcciones del Poder Legislativo se da en gran medida porque las decisiones deben ser avaladas por ella. En suma, los diputados solo cambiaron de patrón y eso ya los tiene divididos, incluso, dentro de Morena y aliados.

Al margen:

A propósito de los diputados del partido de ya saben quien, su líder en el estado, Joel Molina Ramírez, nos dio la razón respecto a lo advertido en nuestra pasada entrega de esta columna, porque confirma que sus correligionarios y el resto de los legisladores locales, están más ocupados en asuntos de dinero que en la labor parlamentaria.

Nos confirmó que les podría no solo jalar las orejas, sino hasta acusar con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, porque su inacción y conductas, a una semana de ser ungidos, deja mal parado a su movimiento y partido ante la ciudadanía.

Bien hace Joel Molina en reconocer que todo esto que ocurre con sus representantes populares, incluida la traición del chaquetero diputado federal José de la Luz Sosa Salinas, es el pago que Morena tiene que saldar por dar cabida como candidatos a varios especímenes y tránsfugas partidistas. El recoger cascajo político tiene su costo y éste empieza a ser muy caro.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Comments are closed.