Ayuda Tlaxco a más de 13 mil personas con prevención y promoción de la salud
10 septiembre, 2018
Se desconoce el monto de inversión para fiesta patrias en Ixtenco.
11 septiembre, 2018

El PES y la deshonra de su nuevo hermano

Grandísimo favor hizo José de la Luz Sosa Salinas al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al renunciar a sus filas, porque con esa acción se salvaron de la deshonra que el ilustre personaje les endilgaría.

Su paso a las filas del Partido Encuentro Social (PES) le generará dolores de cabeza, porque el tlaxqueño no es el mejor prospecto para enarbolar los ideales de ese instituto político, que desde hace una semana perdió su registro y querrá regresar por sus fueros.

Porqué lo afirmo, porque desde su triunfo en los pasados comicios del 1 de julio, como abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia y propuesto por Morena, Sosa Salinas ha hecho y desecho tan solo con el cargo, entonces, de diputado electo.

Como esa investidura, el ex petista, ex perredista, ex movimiento ciudadano y ex morenista, acudió a las oficinas de varios presidentes municipales a quienes les ofreció ya hasta las mismísimas perlas del manto de la Virgen de Guadalupe.

Sí, aunque su nuevo partido –el quinto en casi 10 años- fue fundado por cristianos-evangélicos, eso no le importó a su nueva adquisición para ir en la búsqueda de ingenuos alcaldes para saciar sus intereses y sueños de riquezas.

Antes de asumir el cargo, don José de la Luz llegó con alcaldes del PRI, PAN y PRD para ofrecerles y hasta jurarles en nombre de Dios, que les ayudaría a bajar millonarias sumas de dinero en proyectos de infraestructura.

Se presentó como el nuevo mesías de las gestiones en Tlaxcala, porque con el argumento de que los presidentes y sus partidos no tendrían debida representación en el Congreso de la Unión para hacer esas gestiones ni etiquetar recursos a su favor en el presupuesto de egresos de 2019, solo él podría ayudarles a obtener el manto protector de San Andrés Manuel López Obrador y las indulgencias de recursos extraordinarios.

Sin embargo, como buen pastor –por aquello de que buscaba a sus borregos, no porque sea ministro de fe con sus ahora hermanos del PES-, Pepeluche, como le gusta que le digan, pidió una especie de diezmo –aunque se volaba la barda- para poder interceder ante el señor de los dineros y de los proyectos.

A cambio de su apoyo, solicitó, en algunos casos, hasta seis espacios laborales para incrustar en la nómina de los municipios a sus incondicionales. Desde el mes de julio, pidió esos puestos y sus retribuciones; además, con el argumento de que no contaba todavía con recursos de representación, necesitaba de un apoyo económico extraordinario –eso sí, les decía que por única ocasión- para cubrir algunas de sus necesidades.

De los alcaldes que fueron visitados –entre ellas dos mujeres- , la mayoría le han dado largas a la petición de Pepeluche, aunque no dudamos que a algunos ingenuos hayan caído en el tinglado y en las estrategias del nuevo diputado federal.

En buen momento para Morena se dio esa ruptura con José de la Luz, porque de lo contrario, la traída de principios de López Obrador, como son: no mentir, no robar y no traicionar, se habrían ya ido por el retrete.

Ahora, que Dios agarre confesados a sus hermanos del PES, porque seguramente habrá muchos dolores de cabeza por las acciones de ese singular personaje.

Al margen:

Lorena Cuéllar confirmaría esta semana que es la principal legisladora local en Tlaxcala. Ella se llevaría la mayoría de los espacios técnicos y administrativos del Congreso local. Para lograrlo, ha pastoreado no solo a los congresistas de Morena, pues algunos ya la repudian, sino a los de otros partidos de oposición, a los que ha espantado con el petate del muerto.

La mujer de las casas de a peso lograría imponer a la próxima vocera, quien pese a su pasado reciente priista, y que operó en su contra en los comicios de 2016, en los que perdió la gubernatura a manos de Marco Mena, accedió al favor pedido por su principal promotor, verbigracia director de un medio de comunicación.

Pero esas imposiciones tendrán su repercusiones, porque hay diputados de Morena que no aceptan vivir con el pie en el cuello ni ser avasallados por decisiones dictatoriales, esas mismas que llevaron a Lorena Cuéllar a renunciar al PRI. Muestra de ello es que la ex perredista María del Rayo Netzáhuatl Ilhuicatzin fue descartada para hacerse de la presidencia de la Comisión de Finanzas y Fiscalización. La medida generó hasta llanto de la ex presidenta municipal de Apetatitlán.

Los disidentes de Morena, PT, y otros congresistas pueden ser una piedra en el camino para el presidente de la Junta de Coordinación, Víctor Manuel Báez López, quien quiere hacer política al viejo estilo de hace 30 años. Parece que en el Congreso las cosas cambiaron para seguir igual o hasta peor.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *