No es grave el acoso escolar o bullying, así como el abuso infantil en la entidad: López Aldave
8 noviembre, 2018
Piden remover a panista del caso de juicio político en contra de la presidenta del IAIP
8 noviembre, 2018

Declaran diputados improcedente la solicitud de revocación de mandato contra Anabell Ávalos

Dicha solicitud fue interpuesta el 3 de octubre de este año por Esperanza Minor Sánchez por el despojo del predio denominado “El Potrero” ocurrido en 1999.

Los integrantes del Congreso del Estado, desecharon la solicitud de revocación de mandato en contra de la presidenta y síndico municipal de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca y Héctor Martínez García, respectivamente, interpuesta por Esperanza Minor Sánchez por el despojo del predio ‘El Potrero’ ocurrido en el año 1999 en la comunidad de San Gabriel Cuauhtla.

En el dictamen con proyecto de acuerdo que fue presentado en sesión ordinaria por la Comisión de Puntos Constitucionales, Gobernación y Justicia y Asuntos Políticos,  los diputados determinaron que “no ha lugar” a iniciar procedimiento de suspensión ni de revocación de mandato en contra de los funcionarios municipales del Ayuntamiento de Tlaxcala, toda vez que los motivos reclamados no encuadran en lo establecido en la Constitución Política local,  la Ley Municipal del Estado y la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado.

Recordaron que la solicitud de revocación de mandato en contra de Anabell Ávalos y Héctor Martínez fue presentada el 3 de octubre de este año por Esperanza Minor Sánchez por el despojo del predio “El Potrero” ocurrido en el año 1999 en la comunidad de San Gabriel Cuauhtla, acto realizado por el entonces presidente municipal de Tlaxcala, Víctor  Hugo Cahuantzi González.

La quejosa, explicó que el predio “El Potrero” le fue heredado por su difunto esposo, Gilberto Nophal Palomino, y del cual posee escritura pública certificada ante notario público, con esos documentos, solicitó el pasado 31 de agosto a la alcaldesa y síndico del municipio de Tlaxcala, la restitución inmediata del inmueble sin que hasta el momento hayan hecho caso a su demanda, lo que consideró como “una clara violación  a sus derechos. En ese lugar fue construida la Casa del Abuelo, y se definieron áreas comunes como dos canchas y un espacio con juegos infantiles.

No obstante, tras el estudio del caso, los diputados decidieron por mayoría desechar  “pro notoriamente improcedente” la solicitud de suspensión o revocación del mandato presentada por Esperanza Minor; no obstante, dejaron a salvo sus derechos para que los haga valer en la vía y forma que estime pertinente si a su interés conviene.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *