Incidente de camioneta en calle Zaragoza no fue ocasionado por la lluvia.
26 febrero, 2019
Niega delegado del IMSS “Mafias” en el área de diálisis y hemodiálisis de Tlaxcala
26 febrero, 2019

Los desatinos de la 4T con los presupuestos para la igualdad entre mujeres y hombres

EHay una expresión popular que dice, “No salimos de una y entramos a otra”…

Y es que  desde  que  inició  el  mandato de Andrés Manuel López Obrador,  en lo que se refiere al presupuesto para mujeres y niñas, hemos pasado de un sobre salto a otro, generando serias y masivas reacciones en su contra tanto de grupos de mujeres defensoras de derechos humanos, feministas, legisladoras, funcionarias, académicas, estudiantes  y  mujeres en  general.

A escasos 20 días de iniciado el gobierno se suscitó el primer hecho, pues  en  la presentación del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, había toda la intención de disminuir recursos a los programas que tienen como objetivo dar soporte a situaciones de violencia hacia las mujeres.

Diversos análisis señalan que el reciente gobierno federal –denominado el de la Cuarta Transformación (4T)-, pretendía disminuir hasta en 47 por ciento los recursos etiquetados para la igualdad entre hombres y mujeres del Anexo 13.

Pues de 12.5  mil millones de pesos que estaban propuestos, se aprobarían únicamente 6.5 mil millones en acciones y programas para mujeres,  no obstante a que estos recursos habían sido incluidos en el presupuesto  de la Federación desde hace 18 años, además de la intención de eliminar instituciones.

En varias publicaciones periodísticas se demuestra que las disminuciones al Presupuesto 2019 afectaban a 15 programas o acciones estratégicas del Anexo 13, como era el PAIMEF, -que es el único programa dirigido a los estados del país para el combate a la desigualdad de género-, desaparición del programa de Coinversión Social –destinado a organizaciones sociales que trabajan con mujeres-, eliminación de los programas de Vivienda Digna para Mujeres Trabajadoras, Regulación del Peso y la Obesidad,  así como la disminución hasta del 72 por ciento del programa de Fomento a la Economía Social, como lo denunció la organización social feminista “MIRA”.

Por su parte el Centro de Análisis e Investigación FUNDAR, lamentó en su momento la intención de disminuir hasta en un 30 por ciento el presupuesto de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y además aseguró que la disminución de los subsidios a entidades federativas y municipios impactaría en la construcción de infraestructura  de los Centros de Justicia para las Mujeres (Cejum).

Ante el lamentable panorama la reacción no se hizo esperar de las mujeres y tanto en redes sociales como en medios de comunicación impresos, electrónicos y  digitales,   cartas dirigidas al funcionarado y protestas físicas, el Congreso de la Unión, tuvo que evitar la disminución del presupuesto.

Tres semanas después, el gobierno de AMLO  anunció otro recorte  y generó nuevamente polémica  -que aún no termina- al informar de la disminución del 50 %  al  programa de Estancias Infantiles, pues de 4 mil millones de pesos con los que operó en 2018, en este  2019 solo trabajará con 2 mil millones de pesos, además de cambios a las reglas de operación como el pago directo a madres y padres usuarios de estancias infantiles y la disminución en el rango de edad –de 4 a 3 años de edad-, para las y los niños que ahí son atendidos. Sin olvidar la  propuesta de que niñas y niños sean atendidos por sus abuelas y que sean ellas a las que se les pague, propuesta de la que hemos de analizar pros y contras en otro momento.

Y para no cambiar la dinámica de sobre saltos, este pasado fin de semana, se anunció otra medida, que fue la de suspender la convocatoria de Subsidios a Refugios y Centros de Atención Externa 2019.

El anuncio volvió a poner al gobierno en el epicentro de las críticas y tanto la Red Nacional de Refugios, organizaciones de mujeres, activistas defensoras de derechos humanos, periodistas y legisladoras federales y locales cuestionamos el retiro de recursos públicos ya etiquetados para que las mujeres ejerzan su derecho a vivir libres de violencia.

La convocatoria que emitió el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, para acceder a los más de 346 millones de pesos que fueron aprobados para este 2019 en el Presupuesto de Egresos de la Federación, se suspendió desde el pasado 14 de febrero y se hizo pública dicha notificación siete días después, es decir el 21 de este mes.

Sorprendentemente el argumento para ya no asignar subsidios a estos refugios fue “acatar cabalmente” la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de no transferir recursos públicos a las organizaciones de la sociedad civil, lo cual se informó en un comunicado institucional que emitió el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.

Ante ello la Red Nacional de Refugios advirtió que esa medida, ponía en riesgo la vida, la integridad y seguridad de más de 20 mil mujeres, niñas y niños que reciben atención es estos especializados para su atención y protección.

Sin embargo fue tanta la presión social que el gobierno recibió, que para la noche del sábado 23 de febrero la Secretaría de Salud volvió a subir la misma convocatoria en su página de internet, sin mayor explicación y sin extender el plazo para la entrega de apoyos, el cual se vence para el 6 de marzo de 2019 hasta las 18:00 horas.

Es evidente que en su intención de acabar con la corrupción, lo cual no está mal,  el gobierno midió a todas las asociaciones civiles y a las estancias infantiles con la misma vara, y tanto para AMLO como para sus funcionarias y funcionarios,  todas son corruptas, sin embargo el problema es que el propio gobierno  no ha mostrado a la sociedad con precisión -o no ha sabido informar-,  quienes cometieron mal uso de los recursos económicos públicos  y las sanciones que recibirán.

El panorama es muy desalentador justo días antes a la conmemoración del próximo 8 de marzo,   Día Internacional de la Mujer  ¿qué vamos a conmemorar al respecto en México?

La Organización de las Naciones Unidas (ONU)  ha establecido para este año, el lema, Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio, y se pretende que tanto las autoridades de todos los niveles de gobierno, como la sociedad en general, nos centremos en las formas innovadoras en las que podemos abogar por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, en especial en las esferas relativas a los sistemas de protección social, el acceso a los servicios públicos y la infraestructura sostenible

¿Ya lo sabrá el gobierno federal que representa López Obrador?

¿Su gobierno está pensando en igualdad?

¿Está construyendo con inteligencia?

¿Está innovando para el cambio?

¡Parece que no, porque su actuar dice todo lo contrario, por lo menos en este arranque de su gobierno!

*Red Nacional de Periodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *