Entrega SEFOA apoyos a productores afectados por siniestro agropecuarios.
26 marzo, 2019
incentiva OMG desarrollo profesional de servidores públicos
26 marzo, 2019

Conocer la Ley Modelo para Prevenir y Sancionar el Feminicidio, obligación de las autoridades tlaxcaltecas

El pasado 8 de marzo, se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, y ante la solicitud que hicimos centenas  de mujeres de que no nos felicitaran, porque era un día  para  analizar en qué condiciones vivimos las mujeres y proponer acciones que nos permitan vivir en igualdad,  hubo una serie de reacciones y críticas hacia quienes exigimos la ¡NO FELICITACION!.

¿Y por qué no era para felicitar?

Porque tan solo cuando hablamos del derecho de las mujeres y niñas a vivir libres de violencia, el panorama es muy desolador y una muestra de ello es el grave problema que se vive en México, como es el del feminicidio, un delito que las autoridades en Tlaxcala se han negado a reconocer como tal, argumentando  una y otra vez que no hay elementos para calificar como feminicidio aquellos casos en donde las mujeres que han perdido la vida, han sido  con las formas más extremas de violencia.

Datos oficiales revelan que los asesinatos de mujeres por razones de género aumentaron un 104 % en los últimos tres años,  con un total de 2 mil 560 casos.

De acuerdo a información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en 2015 se registraron 422 asesinatos de mujeres por razones de género, sin embargo para 2018 la cifra ascendió a 861.

Las entidades con la mayor cantidad de feminicidios en el 2018, fueron  Estado de México, Veracruz, Nuevo León, Chihuahua y Sinaloa. En tanto los municipios con mayor número de casos son: Ciudad Juárez, con 28; Culiacán, con 28; Monterrey con 19; Acapulco, con 14; y Ecatepec con 14.

En el mismo periodo, los asesinatos contra mujeres que no son contabilizados como feminicidios, por no tener un componente de género explícito (sic), según justifican las autoridades,  aumentaron un 58 %,  al pasar de mil 737 en 2015 a 2 mil 747 en 2018.

En total, al menos 9 mil 225 mujeres han sido víctima de homicidio doloso en México en los últimos tres años, y en lo que respecta a lesiones contra mujeres en el mismo periodo,  fueron presentadas 54 mil 422 denuncias en 2015, pero para 2018, la cifra ascendió a 60 mil 551.

Por otro lado, las llamadas de emergencia relacionadas  a “incidentes de violencia”,  contra la mujer crecieron un 85 % entre 2016 y 2018, pasando de 92 mil 604 reportes a 172 mil 210 en tan solo dos años.

Las cifras se obtiene de lo que se registra en las carpetas de investigación iniciadas ante el Ministerio Público y son proporcionadas cada  mes por las procuradurías y fiscalías generales de las 32 entidades federativas y se trata de presuntos hechos delictivos.

Ante este panorama y no solo por México, sino por lo que acontece en América Latina, el pasado 15 de marzo, es decir hace 11 días, el Mecanismo de Seguimiento de la Convención Belém do Pará (Mesecvi) y ONU Mujeres  presentaron  la “Ley Modelo Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Muerte Violenta de Mujeres Femicidio/Feminicidio”, con el propósito de que los países de América Latina armonicen su legislación en la materia.

 La Ley Modelo de Feminicidio se presentó en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington, Estados Unidos, y  busca que las naciones de la región fortalezcan las acciones para la prevención, protección, atención, investigación, persecución, sanción y reparación integral en los casos de feminicidio y garanticen el derecho de las mujeres y niñas a una vida libre de violencia

Es un documento que pretende crear o actualizar la legislación en la región, así como fortalecer las acciones integrales de prevención, protección, atención, investigación, persecución, sanción y reparación para garantizar el derecho de todas las mujeres y niñas a una vida libre de violencia, tal como lo establece la Convención de Belém do Pará, instrumento internacional suscrito y ratificado por 32 Estados de la región.

“El fenómeno del feminicidio en América Latina y el Caribe constituye una alarmante forma de violencia contra las mujeres. Las tasas de femicidio/feminicidio en la región son de las más altas del mundo. De los 25 países que registran tasas altas y muy altas de femicidio/feminicidio, más del 50 % se encuentra en las Américas”, señala el boletín de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe.

La Ley Modelo de Feminicidio fue aprobada por el Comité de Expertas del Mesecvi en diciembre de 2018 y es resultado de una colaboración que hicieron con ONU Mujeres y  pretende brindarle a nuestra región un modelo de ley para abordar la más grave violación de Derechos Humanos de las Mujeres, no sin antes analizar las ya existentes, provocando su debate y mejoría en los casos que se requieran.

Esta Ley,  da una descripción amplia de las razones de género para acreditar el feminicidio; señala sanciones para las y los funcionarios públicos o personas que obstaculicen el acceso a la justicia; propone la reparación del daño a los hijos e hijas de mujeres asesinadas; establece medidas de política de prevención e incluso contempla penar como feminicidio a quien  o quienes impidan el aborto para aquellas mujeres que su  vida está en riesgo.

Un llamado a las autoridades de Tlaxcala de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial,  para que se den a la tarea de conocer  la “Ley Modelo Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Muerte Violenta de Mujeres Femicidio/Feminicidio,  y hagan las reformas necesarias a las leyes locales, pues esta Ley Modelo es una herramienta que buscar servir de base para crear o actualizar, la legislación sobre muerte violenta de mujeres en América Latina.

La tipificación de la muerte violenta de mujeres como femicidio/feminicidio, desde el punto de vista político y jurídico, permite dar visibilidad a la máxima expresión de la violencia basada en género para combatirla.

Busca fortalecer y homogeneizar las acciones de prevención, protección, atención, investigación, persecución, sanción y reparación integral para garantizar el derecho de todas las mujeres y niñas a una vida libre de violencia y de patrones estereotipados de comportamiento.

Tlaxcala forma parte del Estado Mexicano y nuestro país, es socio de la ONU, y además ha ratificado diversos instrumentos internacionales relacionados a los derechos de las mujeres, indudablemente no hay pretexto para eludir tan importante responsabilidad y ojalá lo hagan en conjunto con Asociaciones Civiles,  que tengan un trabajo reconocido en cuanto al análisis del tema y su aporte a combatir el feminicidio en nuestra entidad.

  • Red Nacional de Periodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *