Denuncian maestros imposición de delegados en la renovación de la sección 55 del SNTE
10 abril, 2019
Convoca Marco Mena a Poderes a trabajar para abatir pobreza extrema
10 abril, 2019

Buscan vecinos de Ixtenco bronca en sede alterna del Ayuntamiento

Un grupo no superior a las 10 personas, protagonizaron esta mañana una protesta violenta en la sede alterna del Ayuntamiento de Ixtenco donde se llevó a cabo la reunión ordinaria de la  Coordinación Territorial para la Construcción de la Paz.

Dicha reunión se llevó a cabo en el municipio de Ixtenco a petición del alcalde, Miguel Ángel Caballero Yonca, a la que acudieron 30 personas de corporaciones policiacas de la región, correspondientes a 20 municipios, policía federal y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Los vecinos de Ixtenco se alarmaron al ver estacionadas en la periferia patrullas de diferentes municipios aledaños, y de inmediato relacionaron esa escena con lo ocurrido el 14 de marzo del año 2018 cuando el alcalde, Miguel Ángel Caballero Yonca, con ayuda de otros municipios, incluso poblanos, intentó recuperar el Palacio Municipal.

Entonces, de inmediato se congregaron e irrumpieron en la sede alterna del Ayuntamiento, donde minutos antes se ofreció una comida a las personas que habían participado en la reunión de seguridad, para tratar, entre otros  temas  la estrategia a seguir después de lo ocurrido en Tequexquitla con el asesinato del director de seguridad, para reforzar la región.

Los lugareños increparon al alcalde y comenzaron a mostrarse violentos con la autoridad por lo que los policías municipales sacaron de la sede alterna del Ayuntamiento al presidente municipal, Miguel Ángel Caballero, para evitar que los ánimos subieran de tono.

Al respecto, el delegado regional de programas de desarrollo integral zona 01 Apizaco, Baldemar Cortés Meneses confirmó que en efecto la reunión se llevó en Ixtenco, sin embargo fue solo un grupo de aproximadamente ocho personas, en su mayoría mujeres, quienes con actitud provocativa encararon al alcalde, sin embargo no fue necesario que los elementos respondieran a la actitud de las personas, por lo que momentos después de comer se retiraron del lugar.

Empero, algunos colaboradores declararon que las personas aventaron comida, mojaron a los trabajadores y trabajadoras con las jarras de agua, y aventaron a la cara de la recepcionista un recipiente con salsa por lo que tuvo que ser auxiliada por sus compañeros, fue entonces que hubo empujones y jaloneos que no pasaron a mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *