Instala SECTE más de 150 señalamientos viales.
27 mayo, 2019
Con jornadas académicas fortalece PGJE conocimientos científicos
27 mayo, 2019

Estrategia de atención a la salud.

El pasado 25 de mayo se recordó la puesta en marcha de una estrategia de atención a la salud de las y los mexicanos en 1979, el IMSS COPLAMAR,  esto, en el contexto del llamado periodo de bienestar en México, lo cual fue posible en virtud de que en 1973, se reformó la Ley del Seguro Social para facultar al IMSS a extender su acción a grupos de población sin capacidad contributiva, en condiciones de pobreza y marginación extremas[1].

Lo anterior fue posible mediante la firma de un convenio entre el Instituto Mexicano del Seguro Social y la  Coordinación General del Plan Nacional de Zonas Deprimidas y Grupos Marginados de la Presidencia de la República (COPLAMAR), creada en 1977 con el objetivo de “articular acciones que permitieran que las zonas rurales marginadas contaran con elementos materiales y de organización suficiente para lograr una participación más equitativa de la riqueza nacional[2]“.

Dicha estrategia se basó en un Modelo de Atención Integral a la Salud, en el cual se debía iniciar con la elaboración de un diagnóstico de salud de las comunidades a atender, a partir del cual se realizaba un plan de acción, considerando los recursos de la zona, incluyendo la medicina tradicional. Asimismo, la estrategia preveía la participación de quienes integraban la comunidad en las acciones de prevención y atención de los problemas de salud, atendiendo a sus propias formas de organización, se conformaba una asamblea general, se integraba un comité de salud y se integraba un grupo de promotoras y promotores voluntarios.

Una de las responsabilidades de la Asamblea era aprobar el plan y programa de trabajo, derivado del diagnóstico de salud. Por su parte, la Asamblea le delegaba al Comité de salud que promoviera la participación de los pobladores de la comunidad. El personal que brindaba la atención médica consistía en un equipo integrado por un médico o médica y un o una auxiliar de enfermería que debía abarcar cuatro comunidades cercanas entre sí quienes se concentraban en una unidad Médica Rural o en el servicio de medicina familiar de un hospital rural en la que debían permanecer.

En 1979 inició su primera expansión en términos de infraestructura, al construir 30 hospitales de segundo nivel de atención y 2,715 unidades médicas de primer nivel. En 1981 ya contaba con una red de servicios integrada por 60 hospitales y 3,025 Unidades Médicas Rurales, mediante las que se brindaba atención médica a más de 10 millones personas de zonas indígenas y campesinas.[3]

En 1983 se decretó la desaparición de COPLAMAR, asignando al IMSS la administración total del Programa IMSS- COPLAMAR. Esta circunstancia permitió que a partir de la experiencia institucional adquirida se transformara el sistema de atención médica en un Modelo de Atención Integral a la Salud, basado en la interrelación de la atención médica y la participación comunitaria; entre 1983 y 1985 la población adscrita a las unidades médicas del Programa aumentó de 11.5 a 13.7 millones.

A decir de Flores y Morán[4] (1989), esta estrategia, logró importantes resultados: una mayor identificación de padecimientos, su control y atención. Se intensificaron las acciones para detectar y erradicar la  desnutrición, y se observó un descenso de  infecciones transmisibles entre otros. Posteriormente este programa cambió a la denominación a IMSS Solidaridad, IMSS Oportunidades, IMSS Prospera y finalmente IMSS Bienestar, que atiende actualmente a 13.1 millones de mexicanas y mexicanos quienes viven en las zonas más marginadas en 28 entidades del país.


[1] IMSS Oportunidades, Capítulo VIII. Disponible en: http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/pdf/informes/20132014/12_Cap08.pdf

[2] Herrera Tapia, Francisco. Apuntes sobre las instituciones y los programas de desarrollo rural en México. Del Estado benefactor al Estado neoliberal. Estud. soc vol.17 no.33 México ene./jun. 2009

[3] IMSS Oportunidades, Capítulo VIII. Disponible en: http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/pdf/informes/20132014/12_Cap08.pdf

[4] DEL PROGRAMA IMSS-COPLAMAR SOBRE EL ESTADO DE SALUD DE LA POBLACIÓN RURAL MARGINADA DE MÉXICO. En: Revista Salud Pública de México. NOVlEMBRE-DlClEMBRE DE 1989. VOL 31. No. 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *