Inicia Sandra Chávez “Caravana día de las madres”
28 mayo, 2019
Hasta las últimas consecuencias para eliminar la convocatoria del Tsje
28 mayo, 2019

El funcionamiento de los Centros de Justicia para las Mujeres en manos de los gobernadores


Elizabeth Muñoz Vásquez*

El pasado 24 de mayo, visitó Tlaxcala, Candelaria Ochoa,  funcionaria que asumió la titularidad  de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), el pasado mes de marzo y que es la primera titular de dicha dependencia que se reúne con población abierta y no solo preside reuniones institucionales y discretas.

Su presencia tuvo como objetivo dictar una conferencia titulada “Los retos de las mujeres ante la violencia”, solo que el contenido fue otro, pues pareció una introducción básica a lo que es el problema de la violencia hacia las mujeres y se  informó de manera  general sobre las políticas públicas que se ejecutarán en esa institución: El protocolo Alba, las Solicitudes de la Alerta de Violencia de Género (SAVG),  la creación del Banco de Datos sobre Violencia hacia Mujeres y el fortalecimiento a los Centros de Justicia para las Mujeres –que iniciaron funciones desde 2010-, entre otras.

A decir verdad, varias mujeres que nos dimos cita en la conferencia, nos quedamos con ganas de escuchar algo más contundente, esperábamos más de su participación, esto ante el contexto que enfrentamos las mujeres con la toma de decisiones en el tema de igualdad que ha asumido el Presidente López Obrador,  pues conocemos del trabajo y la trayectoria de la Dra. Ochoa, pero simplemente fue cuidadosa de las formas y de las respuestas que dio, ante una lluvia de preguntas relacionadas a temas como la vinculación de los Centros de Justicia para las Mujeres (CJM) con los Refugios de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia, en el evento, mientras ella aseguraba que ya se les había autorizado recursos a todos los Refugios, la Presidenta de la Red que coordina estos espacios,  Wendy Figueroa, anunciaba en redes sociales que  se pediría a las autoridades la publicación de una segunda convocatoria para apoyar al 21 % de los Refugios que no habían sido beneficiados con la asignación de recursos económicos para operar este año.

Así mismo se le manifestó la preocupación sobre la no inclusión –no explicita- del tema de igualdad en el Plan Nacional de Desarrollo (PND 2018-2024)  y  el extraño hecho de la existencia de las dos versiones que hay de este documento. De igual manera se le preguntó si habrá seguimiento a las solicitudes de la SAVG –en el caso de Tlaxcala, hay dos -,  y  de acuerdo a su experiencia y trayectoria, cuál sería la propuesta para el fortalecimiento de políticas públicas en el combate a la violencia hacia las mujeres,  entre otros cuestionamientos, pero las respuestas, insisto, fueron cuidadosas.

Algo  rescatable de su disertación es que en anunció que los Centros de Justicia para las Mujeres (en Tlaxcala sí tenemos), “van a permanecer si los gobernadores se comprometen a mantener al personal y la infraestructura”, “pues les estamos solicitando a los estados que su compromiso sea del más alto nivel” (sic).

Y además señaló  que los CJM “deben de contar con un espacio temporal para mujeres que viven violencia”, situación que en Tlaxcala se deberá revisar, pues en fines de semana no trabajan y quienes solicitan el servicio tienen que esperar a que las atiendan en días hábiles o acudir a otras redes de apoyo, como la propia familia, que no siempre está dispuesta a ayudar o no sabe qué hacer ante situaciones graves donde las mujeres han sido violentadas física y emocionalmente e incluso han sido amenazadas de muerte.

Así mismo la Dra. Ochoa resaltó que ahora si pedirán una  participación más activa  de las autoridades municipales en la lucha contra la violencia hacia las mujeres y de verdad confiamos que así suceda, pues los alcaldes y alcaldesas, deben involucrarse más en este delicado tema, asignar recursos económicos, fortalecer la capacitación a su personal, -policías, agentes auxiliares del MP, juez civil y de paz, regidores y regidoras y a las propias titulares de las instancias municipales de las mujeres-, y ya no dejar esa responsabilidad en manos de los Sistemas DIF, pues la labor de estas áreas es la asistencia social y otros son sus objetivos, incluso en el evento, a la titular de Conavim,  le comentaron que los DIF en casos de violencia familiar siguen haciendo conciliación y  ante ello la funcionaria federal comentó que esa acción ya no puede ser posible, pues pone en riesgo total a las víctimas.

Además anunció que los grupos de trabajo de la SAVG se reactivarán, pues algunos tienen más de dos años que no se reúnen, luego del programa de trabajo que dieron a las autoridades estatales y justo esto es lo que prevalece en Tlaxcala, pues de dos solicitudes de Alerta de Violencia de Género,  -que  no fueron declaradas por las autoridades federales-,  y de las recomendaciones –sobre la primera solicitud de AVG-, que debieron cumplir funcionarios y funcionarias del mandato del ex gobernador Mariano González Zarur y darle continuidad la administración actual de Marco Mena,  es necesario saber si aún se sigue trabajando al respecto, porque el problema de trata de mujeres con fines de explotación sexual y de feminicidios siguen acrecentándose.

Y un anuncio más que dió, fue la integración de contralorías sociales para dar seguimiento a las SAVG y el recorrido que tiene planeado hacer en todo el país.

Ojalá y estos anuncios que hizo se logren concretar y le permitan trabajar a la Dra. Ochoa, incluso con las organizaciones de la sociedad civil que tienen experiencia al respecto, algo que ella misma pidió, al señalar que la OSC deben organizarse y plantear cosas muy directas  y efectivas.

Justo en estos días está vigente una convocatoria de la CONAVIM para LA CERTIFICACIÓN DE LOS CENTROS DE JUSTICIA PARA LAS MUJERES EN EL SISTEMA DE INTEGRIDAD INSTITUCIONAL 2019, confiamos que Tlaxcala esté participando y que el gobernador Marco Antonio Mena le tome la palabra a Candelaria Ochoa para que el Centro de Justicia de Tlaxcala siga operando y funcione de manera más eficiente (por ejemplo que trabaje en fines de semana y días festivos a través de guardias de su personal e incluso que la atención a mujeres víctimas de violencia de género no esté supeditada a la firma de un convenio con las autoridades de los municipios de donde provienen las mujeres).

Así mismo para  el funcionamiento del Centro de Justicia para las Mujeres en Tlaxcala, también es competencia de las y los diputados de la actual legislatura local –por cierto hubiera sido muy gratificante ver en el evento a las y los legisladores en su totalidad, pues sólo estuvo presente la diputada Leticia Hernández Pérez-, es necesario que verifiquen que haya recursos económicos etiquetados en el 2020 y  obliguen a los municipios a asignar recursos para la atención a mujeres víctimas de violencia y demuestren acciones de capacitación y sensibilización en el personal que labora en las alcaldías, empezando por las propias presidentas y presidentes municipales.

  • Red Nacional de Periodistas
Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *