Más de 60 mil hectáreas sin sembrar: organizaciones del campo.
11 junio, 2019
Serán reinstalados 108 maestros cesados en Tlaxcala: Citlalli Ortiz
11 junio, 2019

Coloca Ayuntamiento de Apizaco malla con púas para evitar paso de migrantes

Los representantes del albergue para migrantes La Sagrada Familia ya presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Desde hacer tres días, por instrucción del Ayuntamiento de Apizaco presidido por el panista, Julio César Hernández Mejía, se colocó una malla metálica con púas en la tercer privada de la calle Álvaro Obregón de la Colonia Ferrocarrilera para evitar el transito libre de migrantes centroamericanos, lo que fue calificado como un acto xenofóbico por organizaciones civiles, activistas y una buena parte de la población.

En entrevista al respecto, el encargo del albergue para migrantes “La Sagrada Familia”, Elías Dávila Espinoza informó que con esa nueva barrera se complica el libre tránsito no solo de los migrantes sino también de las personas que trabajan en el albergue y de la ciudadanía en general que ocupaba esa calle de manera libre.

Comentó que la malla fue colocada por el municipio a petición de algunos vecinos que se quejaron de supuestos actos delictivos cometidos por migrantes, además de la molestias que provocaban al estar fuera de sus casas se quejaron porque llegan a dormir en las banquetas y dejan sucias sus fachadas; sin embargo el padre Elías mencionó que esas son actitudes de xenofobia de los vecinos que han llegado a pedir la intervención de la policía para retirar a las personas migrantes del lugar.

“Han pasado en este año ya tres mil 600 migrantes y muchos de ellos son niños y pasan con buena intensión, ellos quieren llegar a Estado Unidos, en estos últimos días que han pasado caravanas han pasado más de 300 y la casa del migrante no podemos hospedar a tantos por eso algunos se quedan en la privada pero lamento la actitud de xenofobia de algunos vecinos que dicen que sus banquetas las ensucian y que no quieren verlos en ellas incluso han llamado a la policía para que los quiten de sus entradas en una actitud de marginación hacia los migrantes yo lo lamento porque hay una frase que dice que ‘arrieros somos y en el camino andamos”, declaró.

Lamentó que sean los mexicanos los que asuman actitudes discriminatorias contra personas originarias de países centroamericanos que están en crisis y que por eso se ven obligados a migrar, toda vez que también nuestros connacionales se han visto en la necesidad de migrar para conseguir una mejor calidad de vida.

Además, dijo que la inseguridad es un tema muy sensible y que entiende la preocupación de los vecinos, pero eso no se resuelve con alzar bardas, colocar mallas o alzar muros, sino que existan mecanismos de protección pero sin afectar el derecho humano al libre tránsito mucho menos el paso vecinal y buscar una solución para vivir en paz.

En ese sentido, mencionó que está la propuesta de colocar una puerta grande que esté abierta todo el día y que solo se cierre por seguridad en las noches, además así permitir el ingreso de vehículos en caso de emergencias.

Ante esa situación, el encargo del albergue de Apizaco informó que presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por ese acto de marginación.

“Lamentamos como Trump presiona al gobierno mexicano para que haga sus caprichos y ahora hay vecinos que tienen la actitud de Trump aunque seamos todos morenitos.  Esperamos la  buena voluntad del municipio y espero que respete en lo que quedamos que nos dé una puerta amplia de que no se vea el muro como una actitud de discriminación y ya iniciamos una queja ante la CEDH para que se nos respete el tránsito para que los migrantes puedan moverse libremente y en este espacio que es su casa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *