Despliega PGJE MP móvil durante operativo luciérnaga 2019
25 junio, 2019
Apadrina Sánchez Jasso a alumnos del Telebachillerato 02 de San José Xicohténcatl.
25 junio, 2019

Tlaxcala ejemplo del Estado Mexicano en la atención a Personas en Condición Discapacidad

(II de II)

Elizabeth Muñoz Vásquez*

La semana pasada hicimos un recuento del camino que han transitado las Personas  en Condición de Discapacidad (PCD) en México, en la lucha por el reconocimiento a sus derechos humanos, desde la creación del Sistema  Nacional DIF –que fue la primera institución que empezó a atenderles-, hasta  el surgimiento del Consejo Nacional para el Desarrollo e Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis), que está “bailando en la tablita”, como dice la frase popular, pues se pretende convertirlo en un Sistema Nacional de Atención a la Discapacidad, dependiente de la Secretaria de Bienestar, desconocer prácticamente todo su andar y ejecutar una práctica asistencialista al entregar una pensión económica  a personas en condición de discapacidad, que si bien resuelve parte de sus necesidades, no es una política pública integral que permita la inclusión en todos los sectores sociales de este sector de la población.

¿Pero qué pasa en Tlaxcala en cuanto a las personas con discapacidad?

Hemos de reconocer que al igual que en el resto de nuestro país, existen diversas asociaciones civiles que se han conformado a partir de sus propias necesidades y tipo de discapacidad para exigir que se respeten sus derechos y buscar apoyos que les permitan una vida digna y una independencia en los casos que su propia condición les permite.

Ejemplo de ello  fue la Asociación de Minusválidos del Estado de Tlaxcala Gente Nueva, que dirigió y fundó  en  la década de los 90´s, el Sr. Rafael Limón Vázquez, tlaxcalteca que luchó incansablemente para dar voz y para que fueran escuchadas las personas con discapacidad.

O bien, ya más reciente la asociación Angelitos Míos AC –que atiende a población infantil con discapacidad y en condición de autismo-,  y la Asociación para el Sordo de Educación Bilingüe del Estado de Tlaxcala (ASEBET AC), que fomenta la inclusión educativa en niñas, niños y adolescentes sordos a través del lenguaje de señas; las cuales junto con otras AC que trabajan con grupos  sociales  diferentes han conformado el Colectivo “Asociaciones Unidas por Tlaxcala”  e incluso hace un año realizaron un evento público que denominaron “Primer Festival de Asociaciones 2018”.

Del lado institucional existen dependencias como el Centro de Rehabilitación Integral  (CRI) y las propias Unidades Básicas de Rehabilitación (UBR), que operan prácticamente en los 60 municipios de Tlaxcala; así mismo se encuentra la Beneficencia Pública del Estado de Tlaxcala de la cual fue fundador  precisamente don Raúl Romero Rivera, Director General de Radio Huamantla en la época del ex gobernador José Antonio Alvarez Lima.

Así mismo un paso importante en el reconocimiento de los derechos humanos de las PCD, fue en el gobierno de Alfonso Sánchez Anaya, pues  el 21 de julio del año 2001, luego de un año de trabajo previo, se publicó en el Periódico Oficial del Estado, la ley que dio origen al Instituto Tlaxcalteca para Personas con Capacidades Diferentes (ITPCD) y fue nombrada como Directora, Mari Carmen Mazarrasa Corona quien ha sido ratificada en ese cargo en 3 administraciones estatales, con Sánchez Anaya, Mariano González Zarur y en la actual que encabeza Marco Antonio Mena.

Con la creación del ITPCD,  Tlaxcala se convirtió en una de las entidades pioneras del país, en el conocimiento, ejercicio y defensa de los derechos humanos de las PCD, pues se fundó cinco años antes de que en la
Organización de las Naciones Unidas (ONU) se aprobara la Convención Internacional de los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad, esto en 2006.

Para el 2010, durante el mandato de Héctor Ortiz Ortiz,  con el propósito de fortalecer el pleno ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales de las PCD el Congreso del Estado reformó la Ley para Personas con Discapacidad y determinó modificar su nombre, quedando como Instituto Tlaxcalteca para Personas con Discapacidad (ITPCD), al cual se le otorgó la figura jurídica de Organismo Público Descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios.

En el gobierno de González Zarur,  en 2016 se firmó un Convenio de Colaboración con el gobierno federal representado en ese momento por la Secretaria de Salud, Mercedes Juan, con el objetivo de dar cumplimiento e implementar las líneas de acción del Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad correspondientes a las entidades federativas y a los municipios, con el propósito de realizar  la armonización del marco jurídico estatal entre la “Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad” y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Así mismo el convenio consideraba expedir y publicar los ordenamientos, reglamentos y normas correspondientes e implementar un Programa Estatal para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad  o un  homólogo, con la participación de los municipios y organizaciones sociales de y para personas con discapacidad, que generara condiciones de igualdad y de equiparación de oportunidades.

Promover, impulsar o establecer programas, acciones, ajustes razonables o acciones afirmativas para la implementación y cumplimiento de las Líneas de Acción Transversales señaladas en  dicho  convenio y  promover las gestiones conducentes y promover las gestiones conducentes de información y coordinación ante los gobiernos municipales de la entidad tlaxcalteca.

Ha trascendido que en la administración del actual gobernador Marco Mena,  se pretende que a través de la Secretaría de Políticas  Públicas y Participación Ciudadana se elabora una política pública de atención a las PCD, ojala sea así y el objetivo se logre para que   Tlaxcala sea nuevamente ejemplo nacional, pero además es importante que esa política pública sea elaborada en coordinación con el ITPCD, que es el organismo rector de atención a este sector de la sociedad y el resto de las dependencias sean coadyuvantes en la ejecución.

Las personas con discapacidad merecen vivir en condiciones de igualdad, de accesibilidad y de justicia, ya suficiente tienen con su propia condición y si la autoridad estatal lo logra, siempre se le reconocerá, pues la inclusión de este sector social deberían ser parte de la nueva gobernanza que tanto se pregonó al inicio del gobierno Menista y que esa política pública insisto, coloque a Tlaxcala nuevamente en la mira nacional.

  • Red Nacional de Periodistas
Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *