Recupera SSC vehículo con reporte de robo y asegura al conductor en Yauhquemehcan.
9 julio, 2019
Rescatan corporaciones de seguridad a 57 migrantes.
9 julio, 2019

Tlaxcala, criticada por Greenpace México


Elizabeth Muñoz Vásquez*

Pues nada menos que Tlaxcala vuelve a estar en la mira nacional, debido a que la organización no gubernamental ambientalista  Greenpace-México, hace un par de días puso el dedo en la llaga al señalar que desafortunadamente Tlaxcala echó para atrás la ley que prohíbe el uso de bolsas de plástico, popotes y envases de unicel, que había sido aprobada por el Congreso Local el pasado 12 de marzo del año en curso.

Mientras en entidades como Baja California, Chihuahua, Sonora, Durango, Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí, Jalisco, Ciudad de México, Coahuila,  Nuevo León, Guerrero y Oaxaca, así como en las ciudades de Querétaro, Aguascalientes y Tijuana  han modificado sus legislaciones para prohibir o regular el uso de bolsas de plástico, popotes o artículos de unicel, en Tlaxcala la ley fue vetada por el mandatario Marco Antonio Mena, 12 días después de su aprobación.

Las reformas a la Ley de Ecología y Protección al Ambiente del Estado de Tlaxcala, prohibían la utilización, facilitación, entrega o venta de bolsas plásticas, popotes, utensilios elaborados a base de polietileno y contenedores de poliestireno de un solo uso, para fines de envoltura, trasportación, carga y traslado de productos adquiridos o retirados dentro de cualquier establecimiento comercial en todo el estado  y quien se negara a cumplir, podría recibir una sanción de hasta  5 mil veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que convertidos a pesos representan multas desde 422.45 pesos a 8 mil 449 pesos.

Sin embargo el mandatario vetó la publicación del Decreto número 88 en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado referente a la prohibición del uso de utensilios de unicel, bolsas de plástico y popotes, asegurando que “los argumentos planteados en dicha ley son imprecisos y carentes de sustento en materia ambiental” y por lo tanto regresó  al Congreso la discusión y valoración de esta ley.  

Ante esta determinación, Greenpace asegura queTlaxcala es un ejemplo emblemático de las dificultades que pueden enfrentar quienes promueven reformas a la ley para garantizar una vida libre de plásticos y, con ello, el derecho a habitar un ambiente sano”.

Así mismo pone en evidencia al titular de Ecología en Tlaxcala, Efraín Flores Hernández, quien declaró a medios de comunicación locales que era “imposible aplicar la reforma a la ley tal como está porque no se consideró la afectación que esto traería a más de 900 negocios vinculados directamente con el uso de plástico, además de que no es claro a quién se debe sancionar”. 1

El mismo funcionario, señala la ONG, también explicó que “la reforma legislativa habla de capacitar, orientar, difundir y manejar pero sin referir con qué recurso público” y por estos argumentos, la reforma a la ley quedó suspendida hasta que se discuta de nuevo ¿Usted lo puede creer?

Greenpace cuestiona si el funcionario tiene razón en sus argumentos  y  aclara que efectivamente la disminución en la fabricación de plásticos de un sólo uso si tendrá un impacto en la economía local, sin embargo precisa que “en México  la fabricación de desechables no es el único negocio de la industria del plástico. A esto se suma que, aunque 48% del plástico se usa para empaques, las bolsas solo representan el 1.3% de la producción mientras que los popotes el  0.05 %.”

Y añade que las propias cifras indican que las prohibiciones en los diferentes estados sólo afectarán directamente a quienes dediquen 100% de su portafolio de productos a bolsas, popotes o unicel. 

Así mismo sustenta que de acuerdo con el  Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2017 Tlaxcala tenía solo 37 unidades económicas de la industria del plástico en algunos de sus segmentos. 

En tanto la Ciudad de México, compara Greenpace, registra más de 700 establecimientos y prohibió ya la comercialización, distribución y entrega de tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos, popotes o pajitas, bastoncillos para hisopos de algodón, globos y varillas para globos, vasos y sus tapas, charolas para transportar alimentos, aplicadores de tampones, fabricados total o parcialmente de plásticos, diseñados para su desecho después de un solo uso, excepto los que sean compostables.

Por supuesto como lo señala la organización ambientalista, ante la grave contaminación del medio ambiente por el uso de plásticos no se trata de discutir qué vale más, si los negocios de plásticos o la calidad del medio ambiente, la industria tiene la responsabilidad medioambiental de reinventarse y ofrecer productos reusables, canjeables con mayor vida útil o de lo contrario perecerán por los vaivenes del mercado que hoy demanda otro tipo de productos.

Dicha organización advierte que en México son utilizadas 650 bolsas de plástico al año en promedio por persona, con una vida útil de 12 minutos y asegura que cada minuto que no se legisla, cae al mar lo equivalente a un camión de basura plástica.

La muerte de 100 mil animales mamíferos anuales por contaminación plástica en los océanos hace impostergable la prohibición de plásticos, agrega.

Ojalá el titular del Poder Ejecutivo, Marco Antonio Mena, reflexione sobre su decisión  en relación a dicha Ley aprobada por el Congreso Local y no anteponga los intereses de empresas que evidentemente buscan su beneficio económico y no el bienestar social, no obstante a los daños que generan al medio ambiente.

Finalmente Greenpace México hace un llamado a la sociedad –y coincido plenamente-, precisando que si las empresas en México se resisten a modificar sus sistemas de producción, el gobierno tiene la obligación de usar todos los recursos a su alcance para garantizar el bien común, por lo que es necesario exigir al Senado mexicano que reforme la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR), para que prohíba los plásticos de un solo uso y haga responsable a las marcas de sus envases, empaques y embalajes.

¿Y ante este desolador panorama Usted,  sigue usando bolsas de plástico  y artículos de unicel al hacer sus compras, servir o transportar alimentos, o usa bolsas reciclables y envases de uso prolongado?

1 https://www.greenpeace.org/mexico/blog/2637/por-que-tlaxcala-echo-atras-ley-que-prohibe-plasticos/

  • Red Nacional de Periodistas
Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *