Cabe la posibilidad de que la Guardia Nacional se quede en Huamantla.
27 agosto, 2019
Reabrirá centro education usa en septiembre sus clubes de conversación en ingles y juegos de mesa
28 agosto, 2019

Estudiar es aún un privilegio en México y en el mundo

Elizabeth Muñoz Vásquez*

27  de agosto de 2019

Aprovecho este espacio que me brinda Estado29, para felicitar a Noemí Carmona y al equipo de trabajo que hace posible la realización y transmisión del noticiero En Punto, el cual se escucha por Radio Huamantla de lunes a viernes.

Felicitaciones  por estos 19 años ininterrumpidos de transmisión,  sobre lo que acontece en el país, en Tlaxcala y principalmente en la zona oriente de la entidad y por supuesto un reconocimiento a Don Raúl Romero, a doña  Irma García y a la Lic. Irma Esther Romero García, directivos de la  emisora,  por todo el apoyo brindado.

El tema que abordaré esta ocasión es sobre educación y pobreza, esto en el marco del ciclo escolar 2019-2020. Usted sabrá que este 26 de agosto  regresaron a las aulas en todo el país,  25.4 millones de niñas, niños y adolescentes  de 3 a 16 años de edad que estarán en preescolar, primaria y secundaria, es decir en educación básica.

Así mismo regresaron a su trabajo un millón 211 mil maestras y maestros, que laboran en 225 mil planteles tanto públicos como privados que están incorporados al Sistema Educativo Nacional (SEN).

De acuerdo con las estadísticas del SEN,  del alumnado que cursa Educación Básica, 12 millones 677 mil 640 son mujeres  y 13 millones 79 mil 524 son  hombres;  en tanto  del total de escuelas, 89 mil 558 corresponden a nivel preescolar; 97 mil 481 a la educación primaria y 38 mil 880 a educación secundaria.

Con dichas cifras, se puede pensar que todos los niños y niñas, así como las y los adolescentes de nuestro país, acuden a la escuela sin ningún problema y que el derecho a la educación es plenamente ejercido, solo que no es así, permítame decirle que tanto en México como en el mundo, acudir a la escuela es aún un privilegio del que no toda la población puede gozar.

Al respecto, cifras que llaman la atención es que de acuerdo al informe 2018  del  Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), se  revela  que 20.7 millones de menores (niñas, niños y adolescentes, entre los 0 y 17 años de edad) viven en hogares que experimentan algún nivel de pobreza.

Lo anterior significa que más del 80 por ciento de los niños y niñas  que regresaron a clases para cursar el ciclo escolar 2019 – 2020, vive en situación de pobreza.

Según los datos del Coneval, el 52.3 por ciento de la niñez mexicana  de  0 a 11 años de edad vive en condición de pobreza, es decir el 42.6 % en pobreza moderada y 9.7 en pobreza extrema.

Así mismo, el 48.8 por ciento de las y los adolescentes de 12 a 17 años vive en esta misma condición, pues el  41.1 por ciento enfrenta pobreza  moderada y 7.8 en pobreza extrema.

Y ante ello, cabe señalar que si de verdad el Programa Nacional de Becas para el Bienestar “Benito Juárez” que ha puesto en marcha el gobierno federal funciona, entonces las cifras sobre pobreza sufrirán una disminución en los próximos años; así como los números de mujeres en condición de pobreza y que obviamente son madres de niñas y niños que forman parte de las estadísticas del Coneval, pero la pregunta es ¿se logrará el objetivo anterior pese a la política de austeridad impuesta por el presidente del país?

¿Qué pasa en el mundo con la educación?

De acuerdo a la UNICEF, un total de 121 millones de niños y adolescentes nunca han ido a la escuela o la han abandonado, a pesar de la promesa de la comunidad internacional de alcanzar una Educación para Todos  desde  2015.

Los niños  y niñas que viven en zonas de conflicto, los niños que trabajan y aquellos que sufren discriminación por etnia, género y discapacidad son los más afectados. También hay una preocupación creciente de que los avances conseguidos en el acceso a la educación se deteriorarán si no se produce un cambio esencial en las políticas y en los recursos.

“Las estrategias que se han seguido hasta ahora, basadas en más profesores, más clases y más libros de texto, no son suficientes para llegar a los niños más desfavorecidos”,  ha dicho al respecto  la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova.

 Y Añade, “necesitamos intervenciones específicas para llegar con las familias desplazadas por el conflicto, con las niñas obligadas a quedarse en casa, los niños con discapacidad y los millones que son obligados a trabajar. Pero estas políticas tienen un precio. Este informe es una llamada de atención para movilizar los recursos necesarios para garantizar una educación básica para cada niño y niña , de una vez por todas”.

En tanto la UNESCO ha asegurado que si la tendencia actual continúa así, 25 millones de niños -15 millones de niñas y 10 millones de niños-, tienen probabilidades de no poner nunca un pie dentro de una aula.

Para cumplir la promesa de educación universal para cada niño, necesitamos un compromiso global de inversión en tres áreas: conseguir que más niños asistan a la escuela primaria; contribuir a que más niños, especialmente niñas, continúen en el colegio durante los cursos de secundaria; y mejorar la calidad del aprendizaje que obtienen en el colegio”, ha dicho el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

El funcionario internacional  considera que “no debería existir un debate sobre estas prioridades; tenemos que cumplir las tres porque el éxito de cada niño y niña, y el impacto de la inversión en educación, depende de las tres”.

Por todo lo anterior, es necesario que reflexionemos sobre el papel que toca desempeñar a autoridades,  padres y  madres, para que nuestra hijas e hijos vivan en condiciones plenas para ejercer su derecho a la educación, que el estudiar no sea solo el privilegio de un sector de la población y el deseo imposible de cumplir para otros grupos sociales;  es necesario dejar de pensar que las niñas solo con estudiar la primaria o secundaria es suficiente, “porque en cualquier momento se van a casar”; es prioritario incluso pensar que hasta por el clima de  inseguridad que se vive en el país, las niñas y los niños no pueden ir a la escuela, se hace prioritario reorganizarnos como sociedad, para que la educación sea la herramienta principal para enfrentar la vida y no signifique la pesada loza que cargan a sus espaldas padres y madres cada inicio del ciclo escolar o bien en el transcurso del mismo, por lo que económicamente significa.

  • Red Nacional de Periodistas
Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.