Supervisa SECTE atención en delegaciones de Zacatelco y San Pablo del Monte
29 octubre, 2019
A nombre de la CONAGO, Marco Mena estrecha vínculos con gobiernos locales de Asia
29 octubre, 2019

Cáncer de mama, una lucha que no termina

Elizabeth Muñoz Vásquez*

Estamos terminando un mes muy activo, muy relacionado al conocimiento, ejercicio y defensa de los derechos de las mujeres, y precisamente uno de ellos es el de la salud.

Octubre es el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se conmemora a nivel mundial, el objetivo es contribuir a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos de esta enfermedad.

De acuerdo al Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), y que es un órgano que forma parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458 mil muertes por cáncer de mama.

El cáncer de mama es  lamentablemente,  el más frecuente en las mujeres, tanto las que viven en los países desarrollados como en los países en desarrollo; y el panorama es aún más desalentador en los países de ingresos bajos y medios, su incidencia ha aumentado constantemente en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales.

Hablar de las causas del cáncer de mama -en pleno siglo XXI-, es todo un debate, por lo que la prevención y detección  siguen siendo fundamentales en la lucha contra esta enfermedad, si se detecta oportunamente, se genera un diagnóstico adecuado, se genera un tratamiento y las posibilidades de curación son elevadas; sin embargo  cuando se detecta tardíamente es difícil ofrecer un tratamiento curativo y ante ello son los  cuidados paliativos los únicos que ayudan a mitigar el sufrimiento de la paciente y  de sus familiares, quienes padecen también las consecuencias de esta enfermedad.

Se asegura que cerca de 269  mil muertes por cáncer de mama se registran  en los países de ingresos bajos y medios, donde la mayoría de las mujeres afectadas se diagnostican en estadios avanzados debido a la falta de sensibilización sobre la detección precoz y los obstáculos al acceso a los servicios de salud, entre ellos los altos costos económicos de los estudios.

La Organización Mundial de la Salud, (OMS) ha insistido con las autoridades de todos los países –por supuesto entre ellos México-,  la puesta en marcha de programas integrales de lucha contra el cáncer, y ha reiterado una y otra vez  que la detección precoz a través del conocimiento de los signos y síntomas iniciales y la demostración de cómo se realiza la autoexploración de la mama, son fundamentales para la detección a tiempo de este mal, por lo que la ejecución de programas como la detección mamográfica –que es muy caro-, deben ser obligatorios y accesibles económicamente para toda la población femenina, y no solo para aquellas mujeres que viven en países en donde  se cuenta con infraestructura sanitaria adecuada.

Panorama desalentador para México

Si volteamos hacia nuestro país, la situación no es nada halagadora, de acuerdo con la Secretaría de Salud del Gobierno de México, el cáncer de mama es la causa principal de muerte por un tumor maligno en la mujer,   es la primera causa de muerte en mujeres mayores de 25 años y se asegura que  mueren a diario un promedio de 18 mujeres por esta enfermedad, que hasta el año pasado, representaba un 18.7 por ciento más en relación a hace 6 años.

La  principal  estrategia de detección se centra en realizar la autoexploración y la exploración clínica a mujeres a partir de los 20 y 25 años de edad, respectivamente, y la mastografía de tamizaje en mujeres de 40 a 69 años de edad, ya que éste es el grupo más afectado por esta enfermedad.

Es importante que Usted elimine de su pensamiento, que  el  cáncer de mama solo lo padecen las mujeres,  pues esto no es así, efectivamente es  más común en nosotras, pero  los hombres también pueden tenerlo y ocurre con mayor frecuencia entre los hombres de 60 y 70 años.

Se asegura que unos bultos en los pechos no son cáncer, sin embargo, la mayoría de los hombres con cáncer de seno, presentan bultos o bien  pueden tener piel con hoyuelos o arrugada, el pezón o piel roja o escamosa e incluso pueda registrarse secreción de líquido.

Los factores de riesgo para el cáncer de seno en los hombres incluyen la exposición a radiación, antecedentes familiares de cáncer de seno y altos niveles de estrógeno, que puede presentarse con enfermedades como la cirrosis o el síndrome de Klinefelter (se presenta cuando un niño varón nace con al menos 1 cromosoma X extra. Esto se escribe como XXY. El síndrome de Klinefelter se presenta en aproximadamente 1 de cada 500 a 1,000 bebés varones).

El tratamiento del cáncer de seno en hombres suele ser una mastectomía, que es una cirugía para extirpar el seno o bien otros tratamientos que incluyen radiación, quimioterapia y/o terapia hormonal.

Y a Usted le da flojera o no sabe qué hacer para prevenir el cáncer de mama, aquí le dejo unas recomendaciones que sugieren las autoridades del sector salud del país:

  • Llevar una alimentación balanceada y alta en fibra, que incluya brócoli, acelgas, espinacas, setas, uva y papaya.
  • Disminuir el consumo de azúcares y grasas.
  • Practicar ejercicio al menos 30 minutos diariamente.
  • Mantener un peso adecuado.
  • Evitar el cigarro y el alcohol.
  • Realizar una auto-exploración mamaria mensual a partir de los 20 años, de preferencia al quinto día de la menstruación y;
  • Solicitar una mastografía a partir de los 34 años, en caso de antecedentes familiares de la enfermedad. Si no se tienen, se debe hacer cada dos años a partir de los 40, y cada año al llegar a los 50 años de edad.

Créame, la prevención es por lo pronto la única medida para evitar el cáncer, las cifras son muy duras y crueles, pero más cruel es la realidad que viven los y las sobrevivientes de casos de cáncer,  así como sus hijas e hijos, pues son ellos quienes ven desintegrada su familia, debido a que las mujeres seguimos representando la unión familiar y después de la muerte de una mujer, en la familia ya nada es igual.

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.