Firma LCC convenio con UAM
11 noviembre, 2019
Reconoce SESA trabajo de médicos del Estado
11 noviembre, 2019

Día Internacional de la eliminación de la violencia contra mujeres y niñas

En este mes de noviembre se conmemora el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra mujeres y niñas y al respecto les comparto que la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ha reconocido un incremento de la violencia contra estos sectores de nuestra población, ya que en México, seis de cada diez mujeres han sido víctimas de al menos un evento de violencia; al día 10 mujeres son víctimas de feminicidio y por cada de 10 homicidios dolosos, por lo menos en un caso, se trataba de una niña o adolescente1 .

Por este motivo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió la recomendación general 40/2019. Sobre la violencia feminicida y el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia en México, publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 6 de noviembre y cuyo objetivo es exponer la situación actual de la violencia feminicida que viven las mujeres en México; así como contribuir en la garantía de los derechos a una vida libre de violencia y de acceso a la justicia, proponiendo acciones para el fortalecimiento de mecanismos y dispositivos legales para que estos se implementen mediante propuestas de políticas públicas de manera efectiva, con perspectiva de género y de derechos humanos” 2 . Lagarde señala que “[P]ara que se dé el feminicidio concurren de manera criminal, el silencio, la omisión, la negligenci3 a y la colusión de autoridades encargadas de prevenir y erradicar estos crímenes. Hay feminicidio _señala_ cuando el Estado no da garantías a las mujeres y no crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en la casa, ni en los espacios de trabajo de tránsito o de esparcimiento”.

El feminicidio se encuentra tipificado y previsto en el artículo 325 del Código Penal Federal de la siguiente forma “[C]omete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género” 4 : esto es, cuando la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; que se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida; que haya existido algún antecedente de violencia familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima; que haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza, que existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima; que a víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida; que el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

Las recomendaciones emitidas por la CNDH se dirigen a la Secretaría de Gobernación así como al congreso de la unión. En el caso de los ejecutivos locales les recomienda profesionalizar un servicio civil de carrera especializado en género y violencia de género. Mejorar las condiciones laborales del personal especializado encargado en la prevención, atención e investigación de la violencia contra las mujeres y asegurar la capacitación y evaluación permanente. Diseñar, los perfiles adecuados, a las funciones y responsabilidades a desarrollar y hacer una selección de personal apegado a dichos perfiles. Promover y solicitar la asignación de recursos a las dependencias locales con el fin de no depender del presupuesto federal para la atención de la violencia contra las mujeres.

Lagarde señala que “[P]ara que se dé el feminicidio concurren de manera criminal, el silencio, la omisión, la negligenci3 a y la colusión de autoridades encargadas de prevenir y erradicar estos crímenes. Hay feminicidio _señala_ cuando el Estado no da garantías a las mujeres y no crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en la casa, ni en los espacios de trabajo de tránsito o de esparcimiento”.

El feminicidio se encuentra tipificado y previsto en el artículo 325 del Código Penal Federal de la siguiente forma “[C]omete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género” 4 : esto es, cuando la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; que se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida; que haya existido algún antecedente de violencia familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima; que haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza, que existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima; que a víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida; que el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público. Las recomendaciones emitidas por la CNDH se dirigen a la Secretaría de Gobernación así como al congreso de la unión. En el caso de los ejecutivos locales les recomienda profesionalizar un servicio civil de carrera especializado en género y violencia de género.

Mejorar las condiciones laborales del personal especializado encargado en la prevención, atención e investigación de la violencia contra las mujeres y asegurar la capacitación y evaluación permanente. Diseñar, los perfiles adecuados, a las funciones y responsabilidades a desarrollar y hacer una selección de personal apegado a dichos perfiles. Promover y solicitar la asignación de recursos a las dependencias locales con el fin de no depender del presupuesto federal para la atención de la violencia contra las mujeres. A los Poderes Legislativos de las Entidades Federativas por su parte les recomienda también “Asignar recursos a las dependencias de la administración pública local encargadas de la prevención, atención e investigación de la violencia contra las mujeres. Armonizar el marco local en la materia con los más altos estándares de derechos humanos. A las Secretarías de Salud Federal y en las Entidades Federativas se les recomienda la observancia de la Norma Oficial Mexicana Nom-046-SSA2-2005 en la que se faculta a las instancias de salud para identificar a las usuarias afectadas por violencia familiar o sexual y valorar el grado de riesgo de forma oportuna, para contribuir a prevenir feminicidios Así que estos son los pendientes en los que tendrán que trabajar el poder ejecutivo y legislativo tanto en el ámbito federal como estatal.

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.