Realiza PGJE diligencias de levantamiento de dos cuerpos en Apizaco
12 noviembre, 2019
Seis personas tendrán derecho a presentarse al examen oral para la integración del Consejo General del IAIP-Tlaxcala
12 noviembre, 2019

Anorexia: El enemigo en casa

Elizabeth Muñoz Vásquez*

¿Usted ha escuchado o tiene información sobre la anorexia?

En México, cada año se registran cerca de 20 mil casos de anorexia y bulimia, siendo la población de entre 15 y 19 años de edad la más afectada.

La anorexia, es un trastorno de conducta alimentaria que causa que las personas pierdan más peso de lo que se considera saludable para su edad y estatura.

¿Cómo se caracteriza?

  • Temor a aumentar de peso y por una percepción distorsionada y delirante del propio cuerpo que hace que el o la enferma se vea gordo, aun cuando su complexión se encuentra por debajo de lo recomendado.
  • Las personas con anorexia comienzan con una disminución progresiva del peso mediante ayunos y la reducción de la ingesta de alimentos, lo que trae como consecuencia alteraciones en el organismo como es desnutrición, anemia y pérdida de la calcificación de los huesos, la cual de no ser atendida puede llevar a la muerte y;
  • Hay síntomas de depresión y ansiedad.

Algo que resulta preocupante es que de los 20 mil casos que se registran anualmente en nuestro país en las y los jóvenes,  en 2018, el 10 por ciento con anorexia y 17 por ciento con bulimia intentaron  suicidarse.

El problema en nuestro país es tan grave que desde el  año  pasado el Senado de la República, demandó a la Secretaría de Salud y a las secretarías del ramo en las entidades a  implementar e impulsar campañas informativas y de concientización sobre la importancia que tiene la prevención de estos trastornos alimenticios, sin embargo, Usted y yo no hemos visto esas campañas, pues  no han sido lo suficientemente impactantes o no han tenido el espacio necesario en los diversos medios de comunicación.

Los trastornos alimentarios parecieran concentrarse sólo en la imagen corporal, comida y peso de las personas, sin embargo no es así,   en muchas ocasiones se relacionan con otros problemas.

Según la Encuesta Nacional de Salud, el crecimiento de la anorexia, ha registrado un incremento de 300 por ciento en los últimos años.

Al respecto el Instituto Nacional de Psiquiatría indican que 10 por ciento de jóvenes con anorexia y 17 por ciento con bulimia, tuvieron algún intento de suicidio y únicamente 25 por ciento recibió tratamiento especializado.

De acuerdo a la información obtenida, se señala que en el país durante 2015 se registraron casi 5 mil suicidios asociados a problemas de depresión, y en México, el suicidio representa la segunda causa de defunción de jóvenes de entre 15 y 29 años de edad y según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS)cada año se suicidan alrededor de 800 mil personas en el mundo.

¿Cuáles son los síntomas de la anorexia?

  • Pérdida excesiva de peso en un corto espacio de tiempo.
  • Sentimiento constante de obesidad no fundado y deseo férreo de seguir adelgazando, con control activo (mirarse repetidamente al espejo, pesarse varias veces al día o bien contar las calorías ingeridas).
  • Retraso del crecimiento y desarrollo (en la niñez y adolescencia).
  • Alteraciones de la menstruación o ausencia de ésta principalmente mujeres jóvenes.
  • Realización de ejercicio físico constante y excesivo.
  • Empleo de ropa holgada, principalmente pantalones.
  • Evitar comidas en compañía.
  • Huir de la mesa después de comer.
  • Disimular la comida para no ingerirla (partir en trozos pequeños y esparcirla por el plato, tirarla al suelo, esconderla).
  • Aislamiento progresivo y pérdida de vínculos sociales, inicialmente con la familia.
  • Alteraciones anímicas con tendencia a la depresión y la ansiedad.
  • Obsesión por el contenido calórico de todo lo que se consume, tomando solo alimentos bajos en calorías.
  • Empleo no controlado de diuréticos y laxantes y;
  • Baja autoestima

¿Cómo podemos prevenir la anorexia?

  • Es fundamental que desde la niñez se regulen los horarios de alimentación. Al día se debe consumir entre cinco y seis alimentos, es decir, las tres comidas fuertes, más tres o cuatro colaciones y evitar lapsos prolongados sin la ingesta de alimentos, esto ayudará a que los menores tengan hábitos adecuados de alimentación.
  • Comer en familia siempre que sea posible, convirtiendo el momento de la comida en una reunión agradable en la que se intercambian las vivencias del día.
  • Los menús deben ser variados e incluir todos los tipos de alimentos necesarios para una correcta nutrición.
  • Salvo que existan razones de salud, no se deben excluir alimentos de la dieta del niño, pues todos son necesarios en su justa medida, aunque sí se debe limitar el consumo de dulces y postres industriales, sustituyéndolos, en la medida de lo posible, por  los hechos en casa.
  • Probar con distintas verduras y frutas hasta encontrar las que más le agraden, si no le gusta la coliflor, puede que le encante el brócoli.
  • Establecer horarios de comida regulares y siempre será mejor si la comida se reparte en cuatro o cinco tomas a lo largo del día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena).
  • Fomentar el autoestima en nuestras hijas e hijos, es importante conocer sus capacidades y limitaciones, y que aprendan a sentirse a gusto consigo mismos para evitar así complejos en un futuro.
  • Reforzar su autonomía y estimularle para que tengan sus propias opiniones y resulten menos vulnerable a los mensajes de los medios de comunicación y la publicidad que transmiten la idea de que tener un cuerpo perfecto es sinónimo de éxito y felicidad, olvidando los valores de las personas.
  • Comentar con niñas y niños estos mensajes sobre estética y alimentación que difunden los medios de comunicación, razonando lo que es cierto y lo que no, y enseñándoles a valorar la salud por encima de los condicionamientos estéticos.
  • No proponerle metas, ni académicas ni deportivas, que superen sus capacidades, para evitar frustraciones.
  • Animarle a practicar ejercicio con regularidad. Es bueno para su salud y le ayudará a mantenerse en forma.
  • Facilitar sus relaciones sociales y su participación en actividades extraescolares, excursiones, visitas culturales programadas por la escuela, si se sienten integrados socialmente, es difícil que al crecer piensen que los van a rechazar por no cumplir unos cánones de belleza concretos y;
  • Establecer una buena comunicación dentro del ámbito familiar, para que el niño o la niña se sienta seguro, y sea capaz de buscar el consejo y la ayuda de su propia familia cuando se enfrente a situaciones que le resulten difíciles o estresantes.

Recuerde que la salud es algo primordial en cada persona y debemos saber cuidarla,  padres y madres, tenemos que conocer a nuestras hijas e hijos, no debemos pasar por alto sus comportamientos y actitudes inusuales, pues la anorexia es el enemigo en casa y no lo podemos consentir.

  • Red Nacional de Periodistas
Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.