Continúa PGJE capacitaciones en las reuniones de seguridad
16 diciembre, 2019
Fomentan SECTURE y UDA tradiciones de temporada decembrina
17 diciembre, 2019

Al Congreso de Tlaxcala no le interesa la salud de la ciudadanía tlaxcalteca

Opinión: Elizabeth Muñoz Vásquez*

Un año que ya casi finaliza, de altas y bajas, un año de sorpresas, de muchas decepciones principalmente de personajes públicos, de quienes ocupan un cargo en la administración pública, pareciera que ya nada debería de sorprendernos, pues se justifican diciendo que “así es la política”, sin embargo deberíamos exigirles más ética, más profesionalismo, más cumplimiento a sus obligaciones, es nuestro derecho como ciudadanía, porque fuimos quienes las y los elegimos para representarnos.

Y es que en estos días que a nivel federal y en todos los estados del país, se ha aprobado el presupuesto el ejercicio fiscal 2020, resulta que tanto las y los diputados federales, y los diputados locales, han llevado “agua a su molino”, como dice la frase popular y en lugar de representar a la ciudadanía, de defenderla y velar por mejorar sus condiciones de vida, esto no les importa y actuan todo lo contrario, porque defienden lo que a sus intereses individuales y político-partidistas les conviene.

Resulta que desde la noche del lunes, se leía en diversos medios de comunicación digitales y en las redes sociales lo álgida que estuvo la sesión del Congreso en donde se aprobó el Presupuesto para el 2020, y entre otras cosas que merecen todo el análisis, resulta que las y los legisladores se aprobaron un presupuesto de 486 millones 250 mil pesos para infraestructura pública que ellos mismos etiquetarán y decidirán en qué obra, y en donde se ejercerá.

Mucho se ha hablado y discutido si en las labores y funciones de las y los legisladores, es válido o factible que ellos y ellas, ahora no sólo aprueben los recursos públicos para obras, sino que también su tarea la llevan al extremo de asignar obras de infraestructura pública que conviene a sus intereses y luego pues ahí aparecen en complicidad con alcaldes y alcaldesas, inaugurando tal o cual obra pública: pavimentación de banquetas, calles, drenajes, alumbrado público, plantas de tratamiento, construcción de auditorios o techados de patios escolares  y no es que no hagan falta en Tlaxcala, solo que esa no es la función de las y los legisladores, pues para eso está el Poder Ejecutivo y los municipios.

Y  algo que más sorprende y decepciona, es que nuevamente para el próximo ejercicio del 2020, las y los diputados del Congreso de Tlaxcala, aprobaron una Reducción al Programa de Mantenimiento, Rehabilitación y Equipamiento de Hospitales y Centros de Salud, la propuesta del Ejecutivo era  de 115 millones de pesos a ejercer el próximo año, pero las y los diputados acordaron  aprobar solo 70 millones de pesos, es decir quitaron 45 millones de pesos a la propuesta.

¡No es posible!,  acaso  quienes se dicen representantes del pueblo, no saben, no imaginan, no leen y no están informados de las carencias que enfrenta el sector salud en Tlaxcala -y en todo el país, claro.

Hospitales y centros de salud de Tlaxcala sin personal, sin medicamentos, sin instalaciones adecuadas, sin ambulancias, sin especialistas los hospitales de segundo nivel  por ejemplo, sin el equipo y sin recursos humanos, económicos y materiales necesarios e indispensables para atender la ciudadanía.

Enfermarse es muy caro, acudir a un hospital  o doctor particular en muchas ocasiones  genera en las familias un gran gasto e incluso perder parte o todo su patrimonio ¿y eso no lo saben las y los diputados?, que pena, cuando en campaña se desgarraban las vestiduras y lamentaban la deplorable situación del sector salud tlaxcalteca ¿ahora ya se les olvidó?

Pues les vamos a invitar a darse una vuelta inicialmente a los centros de salud de los municipios de donde son originarios y que directamente les digan a sus representados que no asignaron recursos económicos para mejorar el centro de salud y todo el gasto que implica la operación del mismo, y luego los llevamos a los hospitales de segundo nivel, como el Hospital Regional “Emilio Sánchez Piedras” -en Tzompatepec-, al estado para ver si reaccionan y haber si no les arde la cara de vergüenza de ver las condiciones tan deplorables en los que se encuentra el nosocomio y también les invitaremos a la zona de hospitales en San Matías, para que en persona se informen y comprueben que justo a las y los ciudadanos a los que les construyen banquetas y alcantarillas, su derecho a la salud está totalmente vulnerado por la serie de faltantes y necesidades que tienen estos inmuebles.

Ojalá y nunca se enfermen y nunca necesiten del servicio público de salud, solo les recuerdo que su cargo está a un paso de fenecer y su cargo -que afortunadamente no es vitalicio- no siempre tendrán la prestación de contar con servicio médico privado y entonces se verán en la necesidad de acudir a un hospital público y entonces no escupan para arriba, porque tuvieron la oportunidad de mejorar las condiciones de vida de quienes los llevaron a ocupar ese cargo, pero simplemente los traicionaron.

Así no señores y señoras diputadas, así no, el desarrollo de un estado no se mide únicamente  a partir de la obra pública  con la que cuenta un municipio, un estado o un país, un indicador del desarrollo humanos que también se considera es la salud y los servicios que se ofrecen a la población para acceder a ella -que es además un derecho humano-, pero evidentemente no lo saben o se hacen que no lo saben, porque el poder los cegó y los envileció y la verdad eso causa pena ajena.

Ahora veremos cómo actúa el Poder Ejecutivo, haber si protesta o igual y no, porque tal vez ya hay negociaciones bajo la mesa…en tanto la ciudadanía tlaxcalteca que se resuelva sola sus necesidades, porque solo importa en época electoral.

Pasando a cosas más agradables: A todas y todos los lectores de Estado29, les deseo los mejores parabienes en el 2020, que estos días los disfruten en familia y nos leemos el próximo 7 de enero….¡Felices fiestas!

  • Red Nacional de Periodistas
Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.