Efectúan trabajos de desazolve en bulevar Yancuitlalpan para evitar inundaciones.
4 mayo, 2020
Captura Tlaxcala y Puebla a imputado por robo agravado
4 mayo, 2020

El pasado el 3 de mayo se conmemoró el Día Internacional de la Libertad de Prensa, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, por lo que es oportuno revisar los pendientes en esta materia en México. Reporteros sin Fronteras, ha señalado que “Aunque oficialmente no es escenario de un conflicto armado, México es uno de los países más peligrosos del mundo para la prensa”[1]. Al evaluar factores como el pluralismo, la independencia de los medios de comunicación, el ambiente de trabajo y el grado de autocensura de los periodistas, el marco legal, la transparencia y la calidad de la infraestructura para la producción de información,[2] nuestro país ocupa el sitio 143 de 180 países[3].

            La violencia contra las y los periodistas del año 2000 a la fecha ha cobrado la vida de 131 periodistas en el país; en 2019 fueron asesinados diez de ellos y ellas y en lo que va del 2020, se registra el deceso de una periodista en el estado de Veracruz y un periodista desaparecido en el estado de Guerrero[4]; esto ocurre en la más absoluta impunidad ya que estas muertes no son esclarecidas.

            Otro reto que se observa en nuestro país es la criminalización del ejercicio del periodismo independiente, el cual ha sido censurado bajo diversos esquemas, bien como dice Carmen Aristegui “echándoles de mala manera” o enfrentándoles a juicios en los que se acusa daño moral y pretendiendo cobrar altos montos de indemnización que difícilmente un periodista independiente en nuestro país pudiera pagar, enviando un mensaje negativo a quienes se dedican a esta labor con un alto compromiso por informar a la ciudadanía. “El silencio mata las democracias”, como refiere Jorge Ramos, del New York Times[5], por ello disentir y generar un debate con argumentos sólidos e información que lo sustente son ingredientes fundamentales para fortalecer la calidad de la democracia en nuestro país.

Para Jorge Ramos, el hecho de que México cuente con un presidente, como ninguno en el mundo, que sale cada mañana a dialogar con periodistas en absoluta libertad, es a lo que puede obedecer en parte, que el país observe una ligera mejora al pasar del lugar 143 en 2019 al 144 en el año 2020 en la clasificación mundial de la libertad de prensa.

            En el contexto de la pandemia causada por el COVID-19 la labor de las y los periodistas cobra mayor importancia, pues deben servir de puente entre la ciudadanía a la que deben alertar sobre los cuidados necesarios para prevenir la enfermedad y al mismo tiempo, tratar de propiciar un ambiente de calma, lo cual es sumamente difícil en un contexto tan complejo como en el que vive la mayoría de ellos y ellas, por ello, mi reconocimiento a quienes ejercen esta importante labor de manera independiente en nuestro estado y en el país.


[1] https://rsf.org/es/mexico

[2] https://www.infobae.com/america/mexico/2020/04/21/mexico-se-mantiene-como-uno-de-los-paises-mas-peligrosos-para-ejercer-el-periodismo-en-america-latina/

[3] https://rsf.org/es/clasificacion?#

[4] https://www.eleconomista.com.mx/politica/Periodistas-asesinados-en-el-gobierno-de-Andres-Manuel-Lopez-Obrador-20190817-0008.html

[5] https://www.nytimes.com/es/2020/02/01/espanol/opinion/lopez-obrador-aguayo.html

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.