Inician trabajos de entrega recepción en el municipio de San Pablo Zitlaltepec.
22 julio, 2016
Lopetegui nuevo técnico de la furia roja !
22 julio, 2016

El pez por la boca muere: Roberto Zamora

El pez por la boca muere…dime de qué presumes y te diré de lo que careces, así rezan diversos adagios populares, que en la política nacional y estatal tiene varios de sus exponentes.

Así el tiempo es, para algunos, el peor enemigo. Las acciones que uno haga, y lo que diga, son los recuerdos que dejamos.

Muchos políticos han pasado a la historia por actuar en contra de sus propias expresiones. Ahí está el expresidente José López Portillo quien dijo que defendería al peso como un perro, pero terminó aullando como perro cuando los mexicanos fuimos arrastrados por una devastadora devaluación.

Esta semana el presidente Enrique Peña Nieto pidió perdón por el abuso de la Casa Blanca y ofertó combate parejo a la corrupción. Usted le cree, pues yo tampoco.

En la vida política de Tlaxcala esa situación no ha sido nada distinta. En 1999, Alfonso Sánchez Anaya, anunció su compromiso de enterrar al PRI. Pero no fue así. No solo incumplió su palabra, sino que hasta la traicionó, porque apoyó a su primo Mariano González Zarur para que el tricolor regresara.

Y qué dice usted de aquella mañana del sábado 15 de enero de 2011, al filo de las 10:15 horas, cuando González Zarur como gobernador, en su toma de protesta, dio a conocer tres primicias de su administración, mismas que él mismo ha puesto en duda fundada.

Ahí, frente a su adversario y antecesor, Héctor Ortiz Ortiz dio a conocer tres máximas de su administración y cito textual: “el ejercicio del gobierno en el manejo de los recursos públicos deberá ser visto a través de una caja de cristal”, “en Tlaxcala, a partir de hoy, ni familiares, ni aviadores mantenidos con recursos públicos y “la administración pública no es el ámbito para realizar negocios familiares, patrimoniales, ni de grupo.

En esos tres enunciados aplica ya también esa máxima muy socorrida en la política de Tlaxcala que se usa para justificar el incumplimiento de la palabra: Si, pero….

Así es, la justificación casi disyuntiva del sí, pero… misma que aplica para diversas funciones de gobierno.

Y el legislativo no es la excepción y en estos días hemos tenido un ejemplo claro de ello. El coordinador de la bancada panista y hábil presidente de la Comisión de Finanzas, Roberto Zamora Gracia, anunció que la fiscalización de cuentas públicas sería transparente y ante los ojos de la ciudadanía.

Sin embargo, es que la verdad es muy distinta. A través de interpósitas personas, el terrateniente y cacique de Tlaxco busca ya negociar la aprobación de los estados financieros de 2015 y mejor aún, trata de acordar ya la absolución de las actuales autoridades para el presente año.

El panista salió muy bueno para el negocio, fiel a la película del perro negro, el de Tlaxco no busca quién se la hizo, sino la forma y el cómo se la han de pagar y muy pero muy bien.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *