Comienza “la altzayancada”
23 julio, 2016
Roban camión en Tequexquitla y minutos después los capturan.
25 julio, 2016

Expectativas electorales enterradas por ITE

Los comicios locales del primer domingo del pasado mes de junio, así como la actividad preelectoral y poselectoral, se desarrollaron bajo nuevo esquema legal que generó mayores expectativas que los resultados obtenidos en materia de equidad, transparencia y legalidad, los cuales fueron soterrado por una dubitativa y errada actuación del árbitro comicial.

Las recientes reformas constitucionales y el andamiaje legal en la materia generaron expectativas entre la ciudadanía y partidos políticos, que también propiciaron nuevos esquemas en la búsqueda de quebrantar estas disposiciones.

Antes del proceso electoral, el presidente del Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET), Hugo Morales Alanís ya advertía que ese híbrido legal sobre la injerencia del árbitro comicial nacional con el Organismo Público Local Electoral, y las lagunas y antinomias existentes, propiciarían un clima de incertidumbre sobre los resultados comiciales.

Y nada de error hubo en esa advertencia. Hace unos días se develaron los resultados jurídicos de la judicialización de los comicios. Tanto el Instituto Nacional Electoral y los magistrados electorales emitieron diversas resoluciones que apuntalan la ratificación del triunfo del abanderado de la coalición PRI-PVEM-Panal-PS, Marco Antonio Mena Rodríguez y también evidenciaron los yerros de la autoridad comicial local.

Les corrigieron la plana a los consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones, quienes en su afán de legislar, asumieron una serie de determinaciones tildadas de ilegales y arbitrarias.

A los consejeros les modificaron la asignación de diputaciones plurinominales, la cancelación del financiamiento público, les echaron abajo la distribución de las legislaturas de representación proporcional dadas a mujeres y una importante cantidad de regidurías.

En suma, la calificación y asignación de espacios de representación fue una vacilada de quienes cobran –y hasta bonos y gratificaciones se otorgan- como consejeros electorales, que orondos, ahora se hacen mártires.

A nivel nacional, la labor de los consejeros electorales está más que en tela de juicio, pues a decir de los propios integrantes del Consejo General del INE, el de Tlaxcala es el peor organismo local electoral de los que estuvieron aprueba el pasado 5 de junio y más aún, cuando se conoce que los inquilinos del ITE se gastaron varios millones de pesos a su libre arbitrio y en un completo tufo de ilegalidad.

Por ello, al interior del organismo nacional, en la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral, ya se inició con un proceso instaurado para destituir a los consejeros electorales de Tlaxcala, que de proceder, pasarán a la historia por sus yerros y sus abusos.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *