Desaparece octogenario.
30 julio, 2016
Anuncian Primer Convivium “Slow Food” en Nanacamilpa Tlaxcala.
1 agosto, 2016

PAN y sus yerros; el enemigo estuvo en casa

Cuando el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle advierte que en los pasados comicios electorales en Tlaxcala, el peor enemigo del PAN fue el propio PAN, mucho tiene de razón.
El agandalle o apropiamiento de candidaturas, el sectarismo, la centralización de determinaciones y la exclusión de los detractores, generaron que las expectativas de una alternancia también se fueran al retrete.
Ayer, el gobernador de Puebla vino a Tlaxcala, en esas visitas de fin de semana que hace a algunas entidades del país para promover, también hay que decirlo, sus aspiraciones presidenciales.
Y en Tlaxcala le puso el cascabel al gato. Dijo las cosas por su nombre y sin matizar, hay que reconocer que cobró esa factura política que tenía pendiente con Adriana Dávila Fernández, porque la doblemente abanderada del PAN a casa de gobierno le cerró el paso a su intromisión en la voluntad panista de la entidad.
Ante militantes panistas de Tlaxcala que han sido excluidos por el clan que mantiene el control del albiazul en la entidad, Moreno Vallo no dudó en señalar que “el peor enemigo del PAN fue el propio PAN”, ante la incapacidad de los panistas de ponerse de acuerdo y trabajar juntos para un mismo proyecto, lo que dejó al partido como tercera fuerza electoral.
Por ello, les pidió a las huestes de su partido reconocer que hay un problema y por eso les fue mal en Tlaxcala, “debemos aprender de las derrotas, que ese sea el punto de partida”.
Muchos panistas, entre ellos el diputado local, José Gilberto Temoltzin Martínez ha advertido ese sectarismo del cual ha sido damnificado y ya también puso las alertas de que si esa realidad no cambia, el futuro de su partido es más que incierto.
El ex líder estatal del PAN, Sergio González Hernández también ha hecho lo propio y la víspera ya insistió en que sería un grave daño para Acción Nacional sí Dávila Fernández mantiene el control de la militancia en la entidad.
El ex secretario de gobierno estatal no dudó ni un ápice al afirmar que la continuidad será muy mala para el partido, porque ésta traería consecuencias muy graves en cuanto a su posición ante los ciudadanos y esto creo que la militancia lo debe de valorar y pensar.
Todas esas expresiones algo han de tener de razón. Por ello, quienes manejan y controlan al PAN deben analizar, sin coba y falsas posiciones, la situación que enfrentan, pues de no hacerlo, pese a las condiciones que viven en el resto del país, en Tlaxcala podrían regresar a esa función que jugó en la década de los 80 y principios de 90: un partido marginal

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *