judicialización de la voluntad electoral en Tlaxcala
10 agosto, 2016
Inauguran en Ixtenco la Semana Estatal de la Cultura Indígena.
10 agosto, 2016

CEPC alerta ante presencia de tormentas eléctricas.

Las personas deben desconectar aparatos eléctricos, así como evitar el contacto con agua y estructuras metálicas si están en casa

Con el propósito de resguardar la integridad física de las personas, el Gobierno del Estado, a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil (Cepc), emitió una serie de recomendaciones dirigidas a la población para que las ponga en práctica en esta temporada de huracanes y tormentas eléctricas.

Una tormenta eléctrica es un fenómeno meteorológico caracterizado por la presencia de rayos y truenos; por lo general están acompañadas por vientos fuertes, lluvia y algunas veces granizo, aunque también pueden presentarse sin estas condiciones climáticas. Generalmente se suscitan entre mayo y octubre, y pueden durar hasta dos horas.

Las acciones más frecuentes que dejan las tormentas son: inundaciones, caídas de árboles, cortes de energía eléctrica, desprendimientos de estructuras endebles, así como incendios, entre otros daños.

En las personas pueden generar: parálisis, quemaduras, dolor de cabeza intenso, pérdida de audición, memoria e incluso de vidas humanas.

Por lo anterior, se recomienda a la población que al iniciar un tormenta eléctrica se refugien en el interior de un edificio o casa -el mejor lugar para protegerse es una cama con base de madera-, desconectar los aparatos eléctricos, así como evitar el contacto con agua y estructuras metálicas.

De encontrarse a la intemperie, se aconseja evitar lugares altos como cerros y montañas, así como apartarse de árboles, postes eléctricos o antenas, bardas metálicas y paraguas con punta de metal.

Si no hay un lugar para refugiarse, deberá mantenerse agachado en cuclillas, con las manos sobre las orejas y la cabeza entre las rodillas, evitar el menor contacto posible con el suelo, lo que le ayudará a ser menos vulnerable, hasta que se disipe la tormenta eléctrica.

Si se encuentra manejando, es seguro permanecer dentro de su automóvil, con el motor apagado, sin antena metálica y con las ventanas cerradas.

Cabe resaltar que, si una persona recibe la descarga de un rayo, no es peligroso tocarla, en este caso se debe llamar inmediatamente al servicio de emergencias y de ser necesario realizarle maniobras de reanimación cardiopulmonar, hasta que llegue atención especializada.

Ante cualquier eventualidad, la Cepc pone a disposición de la población los números telefónicos de emergencia 01 (246) 46 2 54 79 y 01 (246) 46 2 17 25 disponibles las 24 horas, al igual que el número 066.

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *