La realidad de los moretones de Michael Phelps
11 agosto, 2016
Los programas de becas al extranjero tienen respuesta positiva; Delegado SRE en Tlaxcala.
11 agosto, 2016

Trump y caos del desempleo en México

El mundo parece dar marcha atrás en el neoliberalismo.

Marijo Saldaña en colaboración con Erick Giles de Paz

Países como el Reino Unido y los Estados Unidos, abanderados del movimiento neoliberal, parecen empezar a cambiar la jugada. El fuerte avance en la candidatura de Trump y el BREXIT al otro lado del océano parecen indicar un cambio en la tendencia globalizadora.



Durante una entrevista para el afamado New York Times, Donald Trump señaló que de llegar a la presidencia derogará el TLCAN, pues lo considera un medio para la fuga de capital. Un comentario que nos deja ver hacia que espectro político se inclina. Pues, muy a diferencia de sus políticas migratorias, bien conocidas en México, sus políticas económicas a son apenas mencionadas.

Trump no sólo basa su campaña en el racismo que en algunos sectores de la población estadounidense prevalece; su política económica lo presenta como el salvador de la clase obrera norteamericana. Para entender cómo es esto posible, es necesario contextualizar la situación económica de EU.
No es sorpresa para nadie que un obrero mexicano perciba un salario muy inferior al que perciben sus homólogos en EU o Canadá; razón por la cual muchas ensambladoras se han mudado a México como un método fácil para reducir costos de producción. Además, el gobierno mexicano brinda toda una serie de facilidades para fomentar esto, entre ellas el haber firmado el TLCAN. Así, con el decremento salarial se logra inflar la tasa de ocupación; al más puro estilo de Don Porfirio Díaz.



Evidentemente, no suena a ser la mejor opción para México; pero mientras nuestras políticas económicas no cambien, la situación está así. Este modelo además de no permitirnos una mejora en el salario, nos hace dependientes a las inversiones desde el extranjero, algo que Trump califica como fugas de capital.

Trump propone poner toda clase de obstáculos a las empresas estadounidenses que quieran mudarse a México. Uno de ellos, es la derogación del TLCAN que implicaría reactivar viejas barreras entre el comercio EU-México; algo que no sólo haría que menos empresas lleguen, sino que ocasionaría que las empresas ya instaladas piensen en volver a casa en EU. Es este último hecho, es lo que hace a Trump tan atractivo para los obreros estadounidenses: tener más empresas en casa significa más empleo para ellos.

Donald Trump





Si usted piensa que, aunque gane Donald Trump, su empleo está seguro de este lado de la frontera; me es triste anunciarle que no es así. Pues, además, de las políticas económicas mencionadas, habría que lidiar con los resultados de sus políticas migratorias que al parecer nadie toma tan en serio como se debería.

En su propio sitio de campaña, Trump señala que de ganar la presidencia hará obligatorio presentar un documento oficial que avale la residencia legal todo aquel que quiera enviar una remesa a México, aumentar los costos del visado y términos simples obstaculizar la permanencia de los mexicanos que residen en EU. Esto devendrá en un gran éxodo de inmigrantes de vuelta a México, contribuyendo a nuestro número de desempleados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *