Encuentran planeta habitable cerca del sistema solar!!!
29 agosto, 2016
León destituye a Tena como su director técnico !
30 agosto, 2016

Fiscalización un burdo, pero jugoso ejercicio de diputados

El proceso de fiscalización se encuentra más que podrido, está en un total descrédito y sobre todo, al amparo de acuerdos de casi todo tipo. Eso se ha dicho casi hasta el cansancio, pero ni los fiscalizados ni los fiscalizadores hacen nada para cambiar esas condiciones.
Los estados financieros y su aprobación siempre han sido utilizados por los diputados en turno. Por muchos años, la mayoría de éstos fueron usados como control político, ya sea para hacer componendas o bien, como garrote ejecutor.
Ex diputados como los otrora priistas, Héctor Vázquez Galicia y Antonio Velásquez Nava, fueron los iniciadores, con la alternancia gubernamental, del uso político del proceso de fiscalización. Muchos de los logros de su líder moral, Héctor Ortiz Ortiz, en especial la gubernatura, se la deben al uso faccioso de ese proceso de revisión.
Pero a partir del perredista Faustino Blas Domínguez Méndez –recordado por su problema mental y bipolaridad-, la facultad constitucional de la fiscalización del Poder Legislativo se redujo a denominaciones monetarias y que con su acérrimo rival, primer titular del Órgano de Fiscalización Superior y después sucesor al frente de la Comisión de Finanzas, pero hoy ya muerto, Florentino Flores Xelhuantzi, esa condición se incrementó como se ha degenerado en las dos últimas legislaturas.
Pero en la actualidad, esa realidad supera la imaginación.
Hoy y mañana, Tlaxcala será testigo, nuevamente, del burdo espectáculo que nos endilgarán quienes integran esa mayoría que tiene controlada la voluntad del Poder Legislativo.
En un tiempo record, los diputados pretenden aprobar el proceso de fiscalización de al menos 60 entes públicos. Más de mil millones de pesos ejercidos por Comunas y entidades paraestatales serán validados a pesar de los señalamientos documentados de que en esos prevalecen diversos fraudes millonarios.
Las cuentas jugosas, por el dinero que representan y el impacto político de las mismas, fueron dejadas para el último momento. Ahí están los estados financieros de algunas dependencias y de municipios que tienen innumerables problemas financieros y políticos, teñidos en mucho del sino de la corrupción y que deberían de litigarse ante las instancias penales.
Pero todo eso será soslayado y borrado por los intereses de un grupo de legisladores que han hecho de la fiscalización –a pesar de que presenten denuncias penales para deslindarse, como hizo quien los lidera- una forma poco clara de cumplir con sus funciones y que dejan a la imaginación, dudas y teorías que se encaminan a justificar la adquisición de nuevas fortunas, prebendas y ganancias de parte de quienes detentan el poder, como lo son plazas laborales y espacios en el sector educativo para sus hermanas, entre otros, apreciables dividendos.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *