Señalan a diputados coordinadores de negociar aprobación de cuentas publicas.
1 septiembre, 2016
El gobierno del estado ha invertido 250 mdp en 125 empresas del sector automotriz.
1 septiembre, 2016

“La talavera”

Arte creado a través de manos trabajadoras que plasman su sensibilidad y creatividad en los bellos y elaborados diseños en todo tipo de objetos cotidianos como platones, vajillas, ceniceros, macetas, azulejos y un sinfín de piezas ornamentales: la Talavera.

Su origen se remonta a los Dominicos, monjes que desempeñaban este oficio en su monasterio en la ciudad Talavera de la Reina en Toledo, España y al establecerse en México durante el periodo Colonial, trajeron objetos con los que iniciaron esta práctica que transmitieron como herencia cultural a la gente que habitaba en la región y que se ha sabido preservar a lo largo de los años.

De diseños únicos y formas inigualables, la Talavera tiene como colores principales el azul cobalto, amarillos, verde, terracota, negro y anaranjado, utilizados en la creación de dibujos de flores, animales y todo tipo de figuras plasmadas con mucho ingenio y creatividad. La auténtica cerámica de Talavera es aquella cuya “silla”(parte de abajo de la pieza) es de color rosa o terracota, o con poca pintura y presenta un grabado con el logo del taller en el que se fabricó, las iniciales de quien lo elaboró y el lugar en donde se produjo.

El proceso de elaboración de una pieza de Talavera, consiste en la combinación del barro blanco y barro negro en las mismas proporciones. Dicha mezcla de barro pasa por un proceso de maduración para convertirlo en un elemento maleable y después ser amasado con los pies para eliminar el aire y hacerlo más uniforme. Posteriormente se forman las piezas a mano, dejándolas secar de 5 a 10 semanas, para después hornearse durante 9 horas. Luego se barnizan y se decoran a mano con diversos minerales para finalmente hornear una vez más las piezas durante ocho horas a una temperatura de 1035 grados centígrados.

En la zona del Valle de Puebla, en las regiones de Atlixco, Cholula, Puebla y Tecali, se encuentran las materias primas necesarias para la elaboración de la Talavera, la cual ha sido empleada no sólo en la producción de piezas ornamentales, sino también en la fabricación de lozas y azulejos utilizados en la decoración de fachadas de casas e iglesias, principalmente en las ciudades de Puebla y Tlaxcala durante la época colonial.

La calidad del excelente trabajo tan detallado y la enorme creatividad en la elaboración de la Talavera, ha traspasado fronteras llegando a ser un reconocido y valioso producto de exportación a nivel mundial, que puede verse en casas, palacios, conventos, museos, bazares y colecciones particulares.

principal

Christopher Méndez
Christopher Méndez
Egresado de la carrera en artes escénicas. Soy apasionado de la comunicación de forma verbal, corporal y escrita. Y aficionado de los deportes en especial del futbol. El teatro, el cine y la música son mis pasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *