Nuevo iPhone 7: el juguete que todos queremos
7 septiembre, 2016
Sale de la carcel el “Hobbit” Bermúdez! 
8 septiembre, 2016

Juan o el Judas parlamentario; la historia de la traición

El tufo de la ilegalidad y la corrupción están impregnados en muchas de las acciones de la clase política. Por eso cuando algo hacen bien, que también eso ocurre, nunca se destaca o advierte. Si bien, generalizar nunca será bueno, hay ocasiones que puede uno darse esas libertades, pues mientras algunos hacen de la triquiñuela su modus vivendi, otros, que saben de ese proceder, no hacen nada para frenarlo.
Es el caso del Congreso del estado, en donde un hombre emanado de la izquierda y que lleva por nombre Juan y de apellido Calyecac, se ha convertido en el Judas parlamentario, que se vende al mejor postor –no solo con el gobernador, sino con quien le compre sus encantos-, y también traiciona a sus compañeros y hasta sus amigos de donde surgió.
El modesto hombre –ese que era antes de ser diputado- ha tenido una mutación, en la que si bien se ha hecho de importantes recursos gracias a su salario pero sobre todo, a su lacaya actitud, que le ha permitido tener lo que jamás imaginó, no pierde oportunidad de ganar más.
Don Juan, como se le conoce por su debilidad con las mujeres y conquistas, se ha valido de un sinfín de argucias para tratar de quedar bien con todos y de ello sacar importantes dividendos. Obras públicas y otras canonjías le han dejado esas actitudes.
Sin embargo, su ramplona conducta ha hecho que su estrella se extinga. Pocos le creen y peor aún, muy casi nadie le compra sus baratijas componendas, pues ni los suyos creen en él y en sus huecas palabras.
150 mil pesos que presuntamente se endilgó por presidir la mesa directiva de esa sesión que sirvió para recomponer el escenario legislativo y regresar a Ángelo Gutiérrez al Comité de Administración del Congreso local, fue la gota que derramó el vaso.
Con ello, traicionó al PAN y a diputados de todas las bancadas. Por eso, ahora que quiere dar la cuchillada trapera a su correligionario del PRD y paisano de San Pablo del Monte, Salvador Méndez, al impulsar otra especie de golpe de Estado, para tumbarlo de la presidencia de la Junta de Coordinación y Concertación Política, para instalarse él, nadie se la compra y solo lo azuzan para quitarle esa máscara de traición que tanto le ha dejado.
Nota al margen, por aquello de la incapacidad.
La salida del Itamista Luis Videgaray Caso de la Secretaría de Hacienda era una especie de bola cantada.
La caída de los precios del petróleo, el debilitamiento del peso frente al dólar, los empresarios desesperados por la reforma financiera y las alertas de las agencias calificadoras por el alto endeudamiento de la economía, sepultaron la gestión del hombre de confianza del presidente de México.
El último clavo en el ataúd de uno de los principales aspirantes a suceder a su jefe del estado de México fue la andanada de críticas e imputaciones derivadas de su partición directa y auspiciadora de la fallida visita del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *