Realizará DIF estatal de Puebla carrera llamada “Beca a un niño indígena”.
10 septiembre, 2016
Conflicto de intereses enfrentamientos entre grupos panistas: JFHM.
12 septiembre, 2016

Omisión que no se sanciona, ejemplo que se reproduce

Omisión o violación a las normas que no tienen sanción de parte de nuestras autoridades, además de quedar impunes, tienden a repetirse y en Tlaxcala nuestra tragicomedia política tiene muestras de ello.

Gobernador que incumple con la entrega de su informe de gobierno, legisladores que dejan de cumplir u hacer cumplir la legislación y munícipes que hacen del manejo autónomo de su hacienda un verdadero robo en despoblado, son algunas de esas omisiones y violaciones a la norma que quedan sin sanción.

A la lista de omisión, al menos así evidenciado, por desgracia, también se suma el presidente del organismo garante de los derechos fundamentales como lo es el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, quien presuntamente no habría entregado su informe de actividades al Congreso local.

Si bien, dicho informe si se encuentra en el sitio web de la CEDH, éste no fue entregado al Congreso del estado, lo cual sería violatorio de la Constitución federal, local y demás normas.

Sin embargo, como ocurre con la omisión y violación a la legislación que cometen gobernador, diputados y munícipes, ésta no tiene repercusión, porque todo se tolera a pesar de que con ello se dé al traste con la legalidad.

Si bien, el artículo 109 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su fracción III, establece que se aplicarán sanciones administrativas a los servidores públicos por los actos u omisiones que afecten la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que deban observar en el desempeño de sus empleos, cargos o comisiones. Dichas sanciones consistirán en amonestación, suspensión, destitución e inhabilitación, así como en sanciones económicas, y deberán establecerse de acuerdo con los beneficios económicos que, en su caso, haya obtenido el responsable y con los daños y perjuicios patrimoniales causados por los actos u omisiones. La ley establecerá los procedimientos para la investigación y sanción de dichos actos u omisiones.

La disposición ahí está, solo falta la determinación y la responsabilidad de quienes corresponda para proceder en contra de los omisos, pues de lo contrario, solo queda el descrédito de la sociedad, la cual muchas de las veces es indolente ante esas conductas.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *