Concluyen festejos patrios con el desfile cívico militar en Puebla.
17 septiembre, 2016
Fallece mujer tras volcadura en la México- Veracruz.
19 septiembre, 2016

El uso del pobreza con fines políticos debe erradicarse y sancionarse

No se puede medrar con la necesidad humana y quien abusa de ésta para su beneficio personal o de grupo, nada de bien tiene para ofrecer a favor de los que menos tienen y por ello, el gobierno federal debería detener a los pillos que han hecho de Tlaxcala un espacio para usar la miseria con fines políticos, económicos y electoreros.

La semana que recién concluyó conocimos dos casos que ocurren en la Sedesol, esa dependencia a donde fue premiada la hija del gobernador, en la que medrar, hacer negocio y sacar raja política de la pobreza de la ciudadanía ha sido la constante.

Primero, una investigación periodística –de esas que incomodan al sistema y que a los autores de éstas muchas de las veces los tachan de ignorantes- dio cuenta de que en Tlaxcala se fugan miles de pesos del programa de estancias infantiles; una red de corrupción permitió a unos vivales, cuando la titular de ese programa en la entidad era Tomasa Marisela Flores Rosas, cobrar importantes recursos a cambio de inscribir o mantener en éste a “niños fantasmas”.

Unos días después, el mismo 15 de septiembre, se puso al descubierto el uso de programas gubernamentales con fines políticos.

Ese día, cientos de beneficiarios del Programa Prospera en la entidad fueron obligados a acudir a la ciudad de México a la ceremonia de El Grito de Independencia que presidió el presidente Enrique Peña Nieto.

Ante un crecimiento movimiento social de rechazo a la autoridad federal, su equipo decidió “llevar a pasear” a beneficiarios de este programa, quienes fueron “invitados”, desde luego que con amenazas por delante, para que acudieran a dicha cita, acompañados de al menos una persona, con la advertencia de que no hacerlo, les significaría perder ese apoyo. Fueron, confirmaron agentes de Gobernación, al menos 150 camiones que salieron desde diversos puntos del estado Tlaxcala.

La delegada de la Sedesol tiene una ardua tarea al respecto y esas dudas sobre su capacidad para ocupar dicha posición bien podrían ser superadas si procede en contra de los responsables de ésas y otras tropelías. Ya debe enfundarse en su nueva investidura y dejar los desfiles, cenas, convites y demás actos protocolarios de su padre, y por fin, ponerse a trabajar para abatir los niveles de pobreza y pobreza extrema que laceran a Tlaxcala.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *