Fallece el primer actor Mario Almada ! 
4 octubre, 2016
Determina Juez demoler poliderpotivo “Carlos Castillo Peraza”.
5 octubre, 2016

Corrupción, el terrible y demoledor lastre del Legislativo

La corrupción es el principal lastre que atenta contra las instituciones, a pesar de la desfachatez indilgada por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien advirtió que en ese tema “quien esté libre de pecado, que lance la primera piedra”.
Sin embargo, quien debería defender a la ciudadanía, como lo es el Legislativo, no solo de Tlaxcala, sino del país en general, vive la peor crisis de su historia, fraguada a partir de abusos, excesos y arbitrariedades de los inquilinos en turno, en fin, de corrupción. Ahí está el caso del diputado Roberto Zamora Gracia.
A pesar de que el Poder Legislativo o parlamento es sin duda la institución más importante del Estado moderno, por su papel ideal de defensa y cuidado de los intereses del pueblo, como contrapeso de los demás poderes y por ser el hacedor de leyes, en los hechos, su función ha quedado lastimada por la corrupción y la ausencia de credibilidad que ello genera.
El Poder Legislativo ha sido constituido como el más importante de todos los órganos del Estado, no sólo por la trascendencia de sus funciones, sino por la dimensión que representa. Éste, como ente electivo y representativo, desarrolla la misión trascendental de legitimar al resto de los poderes del Estado y a los órganos que asumen su ejercicio, pues representa la voluntad designada mediante elecciones libres y competitivas.
Como afirma Othón Solís Fallas, en su obra “Ética y probidad en el Poder Legislativo”, el Parlamento nació para promover y defender los intereses de los ciudadanos ante los monarcas, hoy constituidos en el Poder Ejecutivo; pero por desgracia, esa función se incumple todo a la sazón de intereses personales, mercantiles, de grupo o partidos.
Sin embargo, pese a la gran responsabilidad que desempeñan los diputados y de su importancia en la actualidad, el Legislativo ha sufrido un notable menoscabo en la credibilidad por parte de la sociedad.
El Poder Legislativo registra un nivel más bajo de aprobación que el resto de las instituciones de gobierno. Muestra de ello es que el congreso general, junto con la policía, los partidos políticos y los sindicatos, son las instituciones con el nivel más bajo de confianza y aprobación de la ciudadanía. De acuerdo con el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados sólo el 36 por ciento tiene “mucho” o “algo de confianza” en sus congresistas.
Además, refleja dicho estudio, que entre las autoridades electas, los diputados son los que menos confianza inspira a los ciudadanos; el 60 por ciento está en desacuerdo de la forma cómo trabajan, pues la falta de representatividad, de eficiencia y de ética de quienes ejercen este cargo le ha dado al traste al quehacer ideal del Parlamento.
Muchas veces se dice la trillada frase que: “esta es la peor legislatura”, pero ahora le agrego, que hoy como nunca, una legislatura había llegado a su final tan confrontada y tan señalada por actos ilegales como lo está la LXI Legislatura, con la contratación de familiares de diputados con cargo al erario y a los impuestos ciudadanos.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *