Revoca el TEPJF fallo del TET en elección de Contla, validan el resultado.
20 octubre, 2016
Trigésimo Primer Festival Internacional de Títeres “Rosete Aranda” llega a Tetla.
21 octubre, 2016

El gobierno reconoce la inseguridad, dejaron de ser casos aislados y se pone a trabajar

El reconocimiento gubernamental de que Tlaxcala vive una situación crítica en materia de seguridad es un avance, pues con esa aceptación el Ejecutivo local y federal han puesto en marcha estrategias para detener esta escalada.
El primer escenario planteado a este origen es que el crecimiento de infraestructura de la entidad con la construcción de carreteras hacia el norte, el sur, el golfo y el bajío del país y la falta de inversión en materia de esquemas de prevención y de contención, han hecho que la delincuencia llegue con facilidad a la entidad.
Con estas nuevas vías de comunicación, llegar a Tlaxcala de entidades como Tamaulipas, Veracruz, Guerrero, Morelos y Jalisco es menos complicado y facilita el arribo de sujetos que buscan en la entidad espacio para sus fechorías.
Tuvieron que pasar los hechos violentos del miércoles en los municipios de Cuapiaxtla y Zacatelco para que por fin el gobernador aceptara salir a la luz pública a fijar una postura al respecto, porque la estrategia de la negación y del síntoma de la avestruz advertido en este espacio, ya no eran sostenibles. Todavía el domingo anterior se negó, en Calpulalpan, a fijar una postura por la inseguridad que vive nuestro territorio
Aunque esa aceptación llega hasta ahora, antes solo se afirmaba que todo lo delictivo eran casos aislados, el propio gobernador Mariano González Zarur reconoce que requiere del apoyo de todos, incluida la sociedad.
Ayer pidió el apoyo de la ciudadanía tlaxcalteca y de las autoridades del orden municipal para que Tlaxcala continúe “como uno de los cinco (antes éramos el primero o segundo o tercero) estados más seguros de la República mexicana.
González Zarur reconoce que en los últimos meses ha habido una escalada de actos de la delincuencia en gran parte del territorio nacional, de los cuales Tlaxcala no es ajena, todo ello como resultado de detenciones de muchos de los capos de la delincuencia organizada.
Por ello, ya han echado a andar la maquinaria de acciones gubernamentales, con el respaldo del gobierno federal.
Por ello, la Gendarmería Nacional, que hasta hace unas tres semanas solo hacía una especie de viaje de reconocimiento de la entidad, ahora, confiado por el propio mandatario, los elementos de este sector, ya trabaja de manera estratégica de prevención.
Y el Ejército Nacional también ya entró en funciones estratégicas, con el establecimiento de diversos esquemas de prevención e incluso, no se descarta que en los próximos días se establezcan retenes de vigilancia –con esquemas de video vigilancia especial satelital- para inhibir la entrada de células delincuenciales, porque confiado por autoridades estatales, insisto, la visión es que el endurecimiento de las acciones en los estados circunvecinos, al incluir en el patrullaje y los retenes a militares en los estados descritos, líneas arribas han hecho que los delincuentes organizados hayan huido a otros estados, incluidos Tlaxcala.
Es tiempo de que el gobierno no solo no baje las manos ni relaje la seguridad pública, como demandan los hombres de negocios y al que ayer se sumó el vocero de la Diócesis de Tlaxcala, Cristóbal Gaspariano Tela –por cierto, ayer dentro de la céntrica iglesia de San José, en la capital del estado se perpetuó un robo a mano armada- , quien afirmó que Tlaxcala atraviesa por una situación de inseguridad”, sino que endurezca las acciones para repeler lo que trae consigo el llamado efecto cucaracha.
Por ello, es acertada la reunión que ayer celebraron–en la 23 zona militar- autoridades electas con autoridades federales y locales en materia de seguridad, quienes conocieron de una radiografía en materia delictiva así como las zonas consideradas como focos rojos.
Nada será suficiente para contener ese incremento de seguridad, dar por hecho esto es un grave error, admite el Estado y ojalá ese viraje no solo sea discurso.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *