El OFS, un culebrón que se niega a morir
26 octubre, 2016
Volaris e Interjet apuestan para el clásico nacional por el cáncer de mama ! 
26 octubre, 2016

“En cualquier lugar se cuecen habas”

Como dice aquel refrán popular… “En cualquier lugar se cuecen habas” aquí aplica a la perfección, mucho se ha hablado de la “seguridad”, que, si son reales o no, los presuntos levantones, secuestros, privación ilegal de la libertad o cómo a usted le guste llamarlos, o cómo la autoridad crea menos alarma a la ciudadanía.

De manera desafortunada, no sólo se trata de una alarma en medios de comunicación, menos de crear psicosis, ayer el Semáforo Delictivo y el Sistema Nacional de Seguridad Publica contrastaron cifras de incidencia delictiva, en donde de forma evidente, las cifras hablan… “El SD (Semáforo Delictivo) reportaba 243 delitos en el mes anterior y el SNSP (Sistema Nacional de Seguridad Publica) tenía el registro de 509 denuncias”.

En la actualidad, no hace falta ir a un estado de Sur o del Norte, aquí en Tlaxcala “también se cuecen habas”, en materia de seguridad o inseguridad, los tlaxcaltecas nos hemos convertido en víctimas de los amantes de lo ajeno, siendo municipios como Zacatelco, Huamantla, Santa Ana, Apizaco y Tlaxcala por mencionar algunos los que mayormente han sido víctimas de hechos delictivos y sin el actuar o con ausencia total de quienes ostentan el gobierno actual.

Hoy nos encontramos, como estado en Semáforo Rojo, aunque el Secretario de Gobierno diga que los únicos semáforos rojos que conoce son los de vialidad, claro está que no pretenden reconocer las autoridades en turno llámese estatales o municipales el error garrafal que cometen al no aceptar la realidad, pero, quién mejor que la ciudadanía y victimas en ocasiones en saber qué es lo que ocurre en las calles, sí, en esas calles que los mortales transitamos, de sobra esta decir que hay que cuidar y vigilar nuestro bien personal, ahora lo único que resta es la esperanza, de que los gobiernos están por concluir y de plano la llegada de nuevos, de quienes se espera mucho y en quienes se confía puedan rescatar la verdadera tranquilidad del estado, no se trata de descubrir el hilo negro, simplemente que cada pieza del ajedrez haga su papel, de lo contrario diremos aquí también tenemos la presencia de la delincuencia… “Aquí también se cuecen habas…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *