Diputados locales evitarán sesión por ir a la COPECOL.
25 octubre, 2016
“En cualquier lugar se cuecen habas”
26 octubre, 2016

El OFS, un culebrón que se niega a morir

Al Congreso del estado nuevamente se les está haciendo bolas el engrudo. La legalidad no ha sido lo suyo y menos cuando se trata de designar al titular de un organismo o entidad pública, pues todo lo que toca el discurso parlamentario lo vuelve de interés político. La capacidad y los méritos de poco o nada sirven para quienes aspiran a ocupar un encargo que deba paras por las manos del Poder Legislativo y eso no es nuevo ni privativo de la LXI Legislatura, es un mal endémico y patológico de quienes llegan a ocupar el edificio situado en el número 31 de la calle Allende de la ciudad capital de Tlaxcala.
Lo que se vivió en los dos pasados días, con el desfile, en los pasillos del Congreso local, de 12 aspirantes a auditor del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) es solo uno de los tantos tinglados que han hecho los diputados para tratar de “repartirse el bacalao”, como se dice popularmente.
Versiones sobre acuerdos entre unos y otros para lograr los 22 votos que avalen al nuevo mandamás de la fiscalización en Tlaxcala están a la orden del día. La versión de que uno de los aspirantes ya ofreció hasta 200 mil pesos por cada voto y hasta nueve espacios en la estructura laboral del OFS son solo algunas de las tantas versiones que ya pululan y surcan por los aires del Legislativo.
Como también existe la posición, presuntamente inquebrantable, del máximo legislador de Tlaxcala, de no dejar pasar a algunos de los aspirantes, solo porque existe la visión que detrás de ellos existen intereses universitarios o bien, personajes que en algún momento fueron adversarios del hoy todavía gobernador.
Insisto, son versiones, ninguna confirmada, pues solo los actores de esta novela llamada OFS son los que saben.
Pero aderezada por todo ello, la elección del nuevo titular del OFS, tras siete años de un tortuoso proceso que ha sido manoseado por propios y extraños y sobre todo, judicializado, advierto que difícilmente llegará a buen puerto.
La mayoría delos aspirantes ya denuncian una presunta violación del proceso; aducen que los diputados nuevamente violan las normas al no establecer un jurado que se dedique al proceso de evaluación y entrevista. Sin embargo, no paran en atender que ellos participan en un proceso que se rige con reglas dictadas en 2009 y las disposiciones jurídicas que obligan a ello datan de 2011.
Otros más aseguran que se violentó el debido proceso y que existe imparcialidad. Nada nuevo, pero esos señalamientos se deben fundar y motivar al amparo del derecho.
Ante ello, el final del este tinglado –o como dicen en Sudamérica, el desenlace del culebrón- podría ser el mismo: un OFS sin un titular legitimado o bien, que concluya esta Legislatura sin resolver el tema, ello por un nuevo fallo judicial ante las pifias y los yerros advertidos con anterioridad.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *